Puerto Rico debatirá propuesta de impuesto al valor agregado

Legisladores puertorriqueños se alistan para efectuar audiencias públicas sobre una propuesta de aplicar un impuesto al valor agregado del 16% luego de que el gobernador presentara el miércoles una medida que reveló más detalles sobre los esfuerzos para una reforma fiscal.

El gobernador Alejandro García Padilla interpuso una propuesta de 1.435 páginas luego de reunirse con empresarios y otros grupos del sector privado para hablar sobre la iniciativa del impuesto al valor agregado. El gravamen busca incrementar las ganancias del gobierno de la isla, que se encuentra en una profunda recesión económica.

Lo recaudado con el impuesto sobre la renta es la principal fuente de ingresos del gobierno, y García recalcó el martes en un discurso que muchos profesionales, incluidos doctores, abogados e ingenieros, reportan ingresos netos menores de 20 mil dólares. Se calcula que el gobierno recauda cerca del 56% de las ganancias hacendarias que debería está recolectando, lo que le representa una pérdida de cerca de 800 millones de dólares al año.

El gravar los consumos en lugar de ciertos tipos de ingresos le ayudará a generar más ganancias, dijo a la AP el secretario de Hacienda, Juan Zaragoza. Lo que se está haciendo es volver a equilibrar el sistema, afirmó, al tiempo que señaló que, a fin de cuentas, la gente consume, sin importar cómo es que gana el dinero.

García propone eliminar el impuesto de ventas y uso en Puerto Rico y el gravamen sobre ingresos brutos en lugar del impuesto al valor agregado. Señaló que algunos artículos como el petróleo, así como ciertos alimentos y medicinas que requieren receta médica, no serán gravados. Además, el impuesto no se aplicaría a pequeñas empresas que generan menos de 75.000 dólares en ventas al año.

La reforma también proporcionaría rebajas fiscales a cerca de 835.000 personas, al no aplicarles impuesto sobre la renta por los primeros 40.000 dólares que gane un individuo o 80.000 por pareja. Actualmente, aquellos que ganan entre 25.000 y 42.000 dólares al año pagan 1.120 dólares más 14% en caso de que ganen más de 25.000 dólares.

Además, la reforma permitiría que aquellos que producen menos de 40.000 dólares al año reciban tres reembolsos anuales por algunos impuestos de compras que hayan pagado.

En cada etapa de la manufactura de un producto, distribución y venta se aplica un impuesto al valor agregado, mientras que el impuesto a las ventas sólo se aplica cuando el producto es vendido.

Críticos y legisladores de la oposición señalaron que el impuesto al valor agregado sólo haría más daño a una economía de por sí lastimada.

Pedro Pierluisi, comisionado residente, lo consideró un asalto a los bolsillos de los puertorriqueños, y dijo que el sector privado estará entre los más afectados.

Las autoridades dicen que la reforma fiscal podría generar hasta 1.500 millones de dólares en ganancias adicionales en una época en la que el gobierno de Puerto Rico lucha por reducir una deuda pública de 73.000 millones de dólares en una economía estancada con una tasa de desempleo mayor al 13%.

___

Dánica Coto está en Twitter como: https://twitter.com/danicacoto