Texas: subjefa policial se declara culpable de narcotráfico

Una ex subjefa policial del sur de Texas y su hermano se declararon culpables de cargos de posesión de drogas en un caso federal de narcotráfico.

Amy Reyes, ex subjefa policial del Condado de Starr, y su hermano Bobby Lee Reyes habían sido acusados de asociación delictuosa en una acusación formal de dos cargos presentada en diciembre por un jurado investigador federal en Laredo.

A cambio de su declaración de culpabilidad del martes a cargos de posesión de unos 35 kilogramos de marihuana (77 libras) con intención de distribuirlos, ambos enfrentan hasta cinco años de cárcel y multas de hasta 250.000 dólares. No se ha fijado fecha para la sentencia.

Documentos de la corte señalan que los dos residentes de Rio Grande City fueron arrestados el 10 de noviembre en un punto de revisión de la Patrulla Fronteriza en Hebbronville con 12 paquetes de marihuana escondidos bajo la alfombra de su vehículo. El arresto le costó el cargo policial a Amy Reyes.