Consejero: Obama mintió sobre oposición a bodas gay

El presidente Barack Obama fingió su oposición a las bodas gay durante gran parte de su carrera política, ocultando sus creencias por preocupación a que pudieran dañar su imagen ante los votantes, señaló un antiguo consejero político en un nuevo libro.

David Axelrod, quien fungió como principal consejero de la Casa Blanca luego de ayudar a la elección de Obama, dijo que, a regañadientes, el presidente siguió su consejo de que enfrentaría una fuerte oposición de líderes religiosos afroamericanos y otros grupos si se sabía que apoyaba los matrimonios entre personas del mismo sexo. Señaló que Obama "modificó su postura" para decir que respaldaba las uniones civiles, pero no las bodas gay.

"Sin embargo, habiéndose enorgullecido de su franqueza, Obama nunca se sintió cómodo con el arreglo y, sin duda, ello comprometió su posición", escribió Axelrod en sus memorias publicadas el martes: "Believer: My Forty Years in Politics" (Creyente: Mis 40 años en la política).

La revelación de Axelrod respalda lo que se sospechaba desde hace tiempo: Que el anuncio de Obama en 2012 de que apoyaba los matrimonios homosexuales vino mucho después de que el presidente hubiera llegado a esa conclusión. Un año antes, Obama y la Casa Blanca habían informado que su postura estaba "evolucionando", lo que hizo que muchos creyeran que se reservaba dar su apoyo público a los matrimonios entre homosexuales por miedo a que ello dañara sus posibilidades de reelección.

"Si los puntos de vista de Obama estaban 'evolucionando' de manera pública, ya habían evolucionado completamente a puertas cerradas", escribió Axelrod.

Cuando finalmente dijo que sentía que debería legalizarse el matrimonio entre homosexuales, fue sólo después de que el vicepresidente Joe Biden declarara su apoyo al mismo durante una entrevista, lo que incrementó la presión sobre Obama para que dejara en claro su posición con respecto al tema antes de las elecciones. Axelrod comentó que los consejeros del mandatario le dijeron que podría costarle algunos estados clave, incluido Carolina del Norte, pero que Obama "estaba ansioso por anunciar su respaldo".

El momento en que Axelrod hizo públicas estas consideraciones políticas de Obama llega justo cuando la Corte Suprema se prepara para resolver el tema de los matrimonios entre personas del mismo sexo a nivel nacional dentro de unos meses.

Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca, señaló que no refutaría la versión de Axelrod, haciendo notar que el consejero tenía "un asiento de primera fila ante la historia". Pero sí dijo que los antecedentes de Obama en el combate en pro de mayores derechos para los homosexuales y lesbianas "hablan mucho mejor al respecto de lo que yo podría hacerlo".

___

El periodista Jim Kuhnhenn de The Associated Press contribuyó con este despacho.

___

Josh Lederman está en Twitter como: http://twitter.com/joshledermanAP