Sin terminar tren ligero del Mundial, necesita más dinero

La construcción de un tren ligero en Cuiabá que iba a estar listo para la Copa del Mundo del año pasado en Brasil sigue detenida, y las autoridades del estado afirman que necesitan más dinero para terminar las obras.

El auditor del estado dijo en un informe que se necesitan al menos 300 millones de reales (110 millones de dólares) para reanudar las obras. El costo total original era de unos 1.500 millones de reales (550 millones de dólares), pero esa cifra ahora alcanza los 1.800 millones de reales (660 millones de dólares).

Algunos reportes de prensa señalan que sólo se ha completado el 30% del proyecto.

Eduardo Chiletto, el oficial estatal a cargo de la coordinación de las obras, prometió acelerarlas.

"Vamos a sentarnos con cada contratista, con todos los consorcios, para negociar las condiciones financieras y el cronograma de construcción", dijo Chiletto en un comunicado divulgado el martes en el portal de internet del estado.

No dijo cuándo estará listo el sistema, de unos 22 kilómetros de largo y que tendría dos líneas.

Gustavo de Oliveira, el secretario estatal para planificación estratégica, dijo que el estado de Mato Grosso no cuenta con el dinero necesario.

"El estado no cuenta con los recursos para terminar el proyecto", dijo. "Ese es otro problema que hay que resolver".

El estadio construido para el Mundial en Cuiabá, en el occidente de Brasil, costó 230 millones de dólares. El mes pasado fue cerrado para realizar reparaciones de emergencia, incluyendo goteras y problemas eléctricos. El estadio fue sede de cuatro partidos durante el torneo del año pasado.

El estadio es uno de los que se han convertido en "elefantes blancos", ya que Cuiabá no cuenta con equipos de fútbol de primera división para utilizar las instalaciones.