EEUU: Postergan lanzamiento de observatorio espacial

Debido a la presencia de fuertes vientos, el observatorio del espacio profundo tuvo que permanecer en tierra el martes, lo que aplaza la prueba a un descenso radicalmente novedoso de la primera etapa del cohete portador.

SpaceX suspendió el lanzamiento previsto para el atardecer cuando restaban 12 minutos a la cuenta regresiva debido a ráfagas de viento de 185 kph (115 mph) que ocurrían a varios kilómetros (millas) de altura y tenían la suficiente potencia para dañar al cohete en vuelo.

Este fue el segundo intento en tres días de la empresa privada para lanzar el llamado Observatorio Meteorológico del Espacio Profundo, el cual fue una idea original del ex vicepresidente Al Gore retomada conjuntamente por la NASA, la Fuerza Aérea y la Administración Nacional para los Océanos y la Atmosfera (NOAA por sus siglas en inglés).

Un problema de último minuto en el radar impidió el lanzamiento el domingo y SpaceX tampoco quiso efectuarlo el lunes debido a la lluvia.

"Vientos cruzados extremos sobre Cabo Cañaveral", había advertido en Twitter el fundador y director general de SpaceX, Elon Musk, horas antes del intento del martes. "Se siente como un martillazo cuando vas a velocidad supersónica en vertical. Espero que cambie", agregó.

Sin embargo, no hubo cambios en los ventarrones y SpaceX decidió que era muy peligroso realizar el despegue.

SpaceX debe lanzar el observatorio el miércoles o de lo contrario tendrá que hacerlo hasta el 20 de febrero.

La Luna --la gravedad lunar para ser más precisos-- se interpondría en el trayecto de la nave durante esos ocho días.

Según los pronósticos, habrá clima excelente para las 6:03 de la tarde del miércoles.

Tras ese despegue, SpaceX también intentará hacer que la primera etapa del cohete transportador descienda en una plataforma en el océano. La primera prueba efectuada el mes pasado terminó en llamas después del envío de una carga a la estación Espacial Internacional.

Por coincidencia, la nave no tripulada Dragon regresó a la Tierra el martes después de llevar suministros a la Estación Espacial Internacional.

Cargada con muestras científicas, partes desechadas de trajes espaciales y demás equipo descompuesto, la Dragon amerizó en el océano Pacífico, al oeste de la Península de Baja California, México, a las 4:45 p.m., de acuerdo con SpaceX, afincada en California.

Cuando esté en camino, el observatorio, apodado DSCOVR, viajará hasta un punto a una distancia de un millón 600.000 kilómetros (un millón de millas) de la Tierra en línea directa hacia el Sol para observar las tormentas geomagnéticas que pueden provocar apagones en el planeta.

Ese lugar, llamado punto de Lagrange, se ubica a 148 millones de kilómetros (92 millones de millas) del Sol; desde ahí, el observatorio avisaría con anticipación de una hora para adoptar medidas sobre llamaradas solares que pudieran interrumpir el suministro de energía.

Además, el DSCOVR suministrará una catarata de fotografías de la cara iluminada de la Tierra.

___

En línea:

SpaceX: http://www.spacex.com/

NOAA: http://www.nesdis.noaa.gov/DSCOVR/

NASA: http://www.nasa.gov/