El capitán del Costa Concordia hubiera podido salvar a todos

La única razón por la que murieron 32 personas cuando naufragó el lujoso crucero Costa Concordia fue porque el capitán no emitió rápido una orden de evacuación, dijeron el martes los fiscales en sus alegatos finales en el juicio al capitán.

Se prevé que la próxima semana se conozca el veredicto para Francesco Schettino luego de 19 meses de juicio donde fue acusado de causar que el barco naufragara, de homicidio involuntario y de abandonar el barco antes de que las 4.200 personas que iban a bordo fueran rescatadas. El crucero zozobró el 13 de enero de 2012 frente a las costas de la isla italiana de Giglio.

El fiscal Alessandro Leopizzi declaró que hubiera habido tiempo para que todos sobrevivieran si Schettino hubiera ordenado rápidamente el desalojo después de que el Concordia chocó contra un arrecife cuando el capitán viró demasiado cerca de la pequeña isla cerca de la Toscana.

En su lugar, fue un "sálvese quien pueda", declaró Leopizzi para describir la caótica y retrasada evacuación.

La defensa de Schettino ha argumentado que problemas de equipamiento complicaron el desalojo y que él quiso llevar al Concordia al puerto más cercano.

Sus abogados buscan que le quiten los cargos de homicidio involuntario y abandono del barco. Schettino ha dicho que el arrecife no estaba en sus tablas náuticas.

Otro fiscal, Stefano Pizza, describió la conducta del acusado como "reprochable". Pidió sentencias para todos los cargos y reiteró la solicitud de la fiscalía de 26 años de prisión.

La francesa Anne Decre, una de las sobrevivientes, estuvo el martes en la corte.

Ella relató cómo su amiga perdió a su esposo y algunos sobrevivientes desarrollaron fobias e incluso ya no pueden trabajar. "Pero el señor Schettino está bien", dijo Decre a los reporteros.

El fiscal Pizza pidió a la corte enseñar a Schettino a aceptar su responsabilidad. "Todo este tiempo él ha querido deshacerse de sus responsabilidades" sobre otros.

El fiscal Leopizzi señaló que pasaron algunas horas antes de que el Concordia eslorara por completo, después el agua entro rápidamente por el casco roto del barco.

Poco a poco, la drástica inclinación imposibilitó sacar algunos botes salvavidas. Algunos sobrevivientes que no cupieron en botes salvavidas nadaron 50 metros en aguas heladas hasta la costa. Otros se ahogaron dentro del barco. Los helicópteros rescataron a otros a bordo mientras Schettino ya estaba en tierra firme.