Argentina: renuncia funcionario de DDHH tras escándalo

Un funcionario de la secretaría de Derechos Humanos de Argentina renunció el lunes tras descubrirse que cumplió una condena de diez años de prisión en España por violar y golpear a su ex mujer, lo cual puso en evidencia la falta de control sobre los antecedentes de empleados de áreas gubernamentales sensibles.

Carlos Alberto García Muñoz presentó la renuncia indeclinable, la cual fue aceptada, dijo en un comunicado la Secretaría de Derechos Humanos.

Una investigación periodística del sitio de información en línea Infobae reveló el domingo que García Muñoz estuvo en prisión una década en Barcelona hasta 2011 por agredir a su ex esposa María Jesús Anguren Sanjulián con una navaja, atarla, violarla y golpearla hasta desmayarla.

García Muñoz es un sobreviviente de la última dictadura militar en Argentina (1976-1983), experiencia que le valió la contratación como empleado de la secretaría de derechos humanos. Como parte de su trabajo, ofrecía charlas sobre su experiencia en establecimientos educativos de todo el país.

Esta dependencia aclaró que "desconocía la existencia de una condena penal cumplida en España en su totalidad".

La difusión del caso generó una fuerte polémica por la falta de verificación de antecedentes de un área de gobierno tan sensible como la secretaría de derechos humanos, que bajo el gobierno de Cristina Fernández fue un pilar fundamental para alentar los procesos judiciales contra los acusados de crímenes de lesa humanidad cometidos durante el régimen.