Informe sobre HSBC alcanza políticos y empresarios

Una investigación de un grupo de periodistas sobre un sistema de fraude fiscal en Suiza reveló un entramado de miles de acaudalados clientes en todo el mundo, algunos de ellos latinoamericanos cuyas fortunas han estado rodeadas de dudas y de denuncias de corrupción.

Algunos importantes políticos de Paraguay y Ecuador, altos funcionarios venezolanos, acaudalados empresarios de México y Brasil, y hasta un famoso futbolista uruguayo, figuran entre los depositantes de una filial bancaria del HSBC en Suiza que salieron a relucir en un informe del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) y varias empresas noticiosas que se levantó a través de datos filtrados de más de 100.000 clientes.

En la clasificación de los clientes por países que tenían cuentas en la filial suiza del HSBC, Venezuela ocupa el tercer lugar con 14.800 millones de dólares y una cartera de 1.138 clientes, de los cuales solo 43% tienen nacionalidad o pasaporte venezolano, señala la investigación.

Entre los clientes venezolanos de la entidad bancaria internacional figura el teniente retirado Alejandro Andrade, ex tesorero nacional y ex presidente del estatal Banco de Desarrollo Económico y Social, y ex jefe de dos fondos sociales estatales.

Andrade, señalado de estar vinculado a supuestos hechos de corrupción, habría establecido vínculos con el HSBS en el 2007 luego de asumir la dirección de la Tesorero Nacional de Venezuela, organismo que era cliente de la entidad bancaria internacional desde el 2005.

Las cuentas de la Tesorería Nacional alcanzaron los 698 millones de dólares entre 2006-2007, según revela la investigación periodística. Además de Andrade otros seis funcionarios venezolanos figuran como vinculados a la cuenta de la Tesorería.

Venezuela enfrenta en la actualidad una severa crisis económica que algunos analistas asocian en parte una desbocada corrupción que viene padeciendo el país petrolero desde hace varias décadas y que ha alcanzado todos los estratos de la administración pública.

El presidente venezolano Nicolás Maduro emprendió hace dos años un plan de combate a la corrupción pero los resultados han sido muy limitados, según han advertido opositores y analistas que estiman que hasta ahora no ha sido detenido ningún "pez gordo" o alto funcionario, y solo han sido apresados funcionarios medios o bajos.

Una de las denuncias de corrupción más importantes la realizó en mayo del 2013 la ex presidente del Banco Central de Venezuela, Edmée Betancourt, quien afirmó que durante el 2012 se entregaron casi 20.000 millones de dólares a "empresas de maletín" (que solo existen en el papel) que recurrieron a la corrupción para obtener dólares del gobierno. Sobre esa denuncia no ha habido mayores avances.

La AP solicitó al Ministerio de Comunicación de Venezuela una reacción sobre las cuentas del HSBC pero no hubo comentarios de momento.

Brasil es otro de los países latinoamericanos con importantes montos vinculados a la filial suiza del HSBC. La investigación periodística sobre fraude fiscal reveló la existencia de 7.000 millones de dólares de fondos vinculados a brasileños o personas con pasaporte de Brasil.

El informe surge en un momento en que la corrupción ha alcanzado un intenso debate en Brasil ante el escándalo que destaparon las autoridades en la petrolera estatal Petrobras relacionado con el pago de comisiones a políticos.

Los fiscales han señalado que algunas de las figuras que enfrentan cargos de corrupción en el caso de Petrobras mantienen sus dineros en cuentas en el extranjero, pero no se ha hecho público los nombres de los bancos.

El único brasileño destacado en el informe periodístico es Edmond J. Safra, miembro de una familia de banqueros que vendió sus participaciones en HSBC en 1999 por 10.300 millones de dólares. La investigación de ICIJ lo vinculaba a siete cuentas de clientes de HSBC por 5,3 millones de dólares.

El Banco Central de Brasil, encargado de rastrear los fondos no declarados en poder de los brasileños en el exterior, dijo a través de un funcionario del organismo que no habría comentarios.

Otro de los clientes de la filial suiza del HSBC mencionados en la investigación periodística es el actual presidente del Paraguay, Horacio Cartes, quien es señalado de tener dos cuentas en la entidad internacional que habrían sido cerradas en 1991.

Las autoridades paraguayas no han emitido hasta el momento alguna reacción sobre el caso.

El futbolista uruguayo Diego Forlán rechazó el lunes las informaciones que lo vinculan al caso de la filial suiza del HSBC asegurando que su nombre fue utilizado como "gancho" por ser mundialmente conocido, y dijo en un comunicado, que fue difundido por medios internacionales, que "siempre tuve y tengo ordenadas mis finanzas, de forma de cumplir con todos los impuestos de los distintos lugares donde trabajé, viví, tuve y tengo bienes".

El empresario ecuatoriano Alvaro Noboa, en una rueda de prensa en Guayaquil, afirmó: "Alvaro Noboa, ecuatoriano, de 64 años de edad, a título personal no tiene, ni ha tenido cuenta en el HSBC"

"Tengo negocios en distintas partes del mundo y a su vez estos negocios tienen cuentas en diferentes bancos del mundo entero. Esos negocios son continuamente controlados y no hay en ningún lugar del mundo reclamo por evasión tributaria alguna", dijo.

_______

Los periodistas de The Associated Press, Bradley Brooks en Brasil, Pedro Servín en Paraguay, y Gonzalo Solano en Ecuador contribuyeron para esta nota.

_______

Siga a Fabiola Sánchez en Twitter: https://twitter.com/fisanchezn