Costa de Marfil, campeona de África tras vencer a Ghana

El portero Boubacar Barry ejecutó el penal decisivo poco después de tapar un disparo en la definición desde los 12 pasos, y Costa de Marfil se consagró el domingo campeona de la Copa Africana de Naciones tras un empate 0-0 contra Ghana en la final.

Costa de Marfil cantó victoria 9-8 en la tanda de penales y se proclamó campeona continental por segunda vez en su historia.

Los marfileños lograron torcer su infortunio en las definiciones por penales en el campeonato africano, ya que sucumbieron por esa vía en las dos finales previas que habían disputado.

Por un momento, pareció que el maleficio persistiría. Costa de Marfil erró sus primeros dos penales.

Sin embargo, anotó una serie de disparos en los que se jugaba la vida, incluidos tantos de Yaya y Kolo Touré, así como de Salomon Kalou.

"Las ocasiones en las que ganas con tu club son especiales, pero lograrlo con tu país es increíble", exclamó Yaya Touré, quien conquistó el título en la Liga Premier inglesa con el Manchester City la temporada anterior.

Antes de convertir su disparo, Barry, de 35 años, tapó el remate del arquero ghanés Razak Braimah.

Costa de Marfil se coronó pese a la ausencia de su emblemático goleador Didier Drogba, quien se retiró de la selección tras el pasado Mundial. Pero "Los Elefantes" pudieron contar con Yaya Touré, cuatro veces ganador del premio al mejor futbolista de África, y Wilfried Bony, su compañero de club en el Manchester City inglés.

Touré anotó su penal en la definición, pero Bony malogró el suyo, al igual que Tallo Gadji.

El capitán ghanés, Asamoah Gyan, quien jugó de inicio la final tras perderse el encuentro anterior por una lesión, fue reemplazado justo antes de la tanda de penales. En los cuartos de final de la Copa del Mundo de 2010, Gyan falló un penalti, y malogró otro en las semifinales de la Copa Africana de 2012.

"No tengo nada que decir. Los marfileños están felices porque ganaron la Copa", comentó Gyan. "Esto es pasado, se ha ido".

Barry alineó de inicio en el arco en forma sorpresiva. Fue el portero en 2012, cuando el equipo cayó ante Zambia por penales en la final. Esta vez, ocupó el lugar del lesionado Sylvain Gbohouo.

El guardameta atajó también un penal de Afriyie Acquah, mientras que Frank Acheampong erro su intento.

Tras el penal decisivo, el técnico de Costa de Marfil, Herve Renard, pasó varios minutos tratando de consolar al delantero ghanés Andre Ayew. Renard trabajó antes con la selección de Ghana y conoce a muchos de los jugadores.

En 2012, Renard dirigió a Zambia, que se impuso a Ghana en las semifinales y a Costa de Marfil en la final.

"Sin el técnico no hubiéramos ganado nada", consideró Touré. "Me complicó las cosas. Me dijo que si no corría me echaría del equipo. Es fantástico".

Ghana, cuatro veces monarca africano, no gana el cetro continental desde 1982.