Avanza contención de incendio forestal en California

Cuadrillas de bomberos aumentaron la contención de un incendio forestal avivado por el viento que destruyó 40 casas, pero el domingo señalaron que aún desconocen cuándo podrán regresar los residentes desalojados de dos poblaciones pequeñas de California ubicadas en la base este de la Sierra Nevada.

Decenas de postes de cables eléctricos se han venido abajo en las comunidades de Swall Meadows y Paradise, poniendo en peligro a las cerca de 250 personas desalojadas, informó la capitana Liz Brown, del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios. Las cuadrillas estaban evaluando en domingo el estado de los árboles en las dos comunidades a fin de asegurarse que no van a caer.

"Nos encantaría hacerlo hoy, pero no sé", dijo Brown sobre la probabilidad de que se levanten las órdenes de evacuación. "Una vez que esté abierto, está abierto. No tenemos los recursos para acompañar a la gente de entrada y acompañarla de salida".

El incendio inició la tarde del viernes cerca de una carretera en el límite de los condados Inyo y Mono. Se extendió cuando los vientos de 89 a 129 kph (50 a 75 mph) azotaron a través de áreas arboladas cerca de las dos comunidades durante aproximadamente tres horas, convirtiendo las llamas en un "tren de carga", agregó Brown.

Swall Meadows fue golpeada fuerte por el incendio: 39 casas fueron destruidas ahí, mientras que otra resultó quemada en la comunidad de Paradise, dijo Brown.

Los bomberos lograron avances con la llegada de lluvia, y desde entonces han contenido en un 65% el incendio de 28,5 kilómetros cuadrados (11 millas cuadradas).

Pero Brown señaló que la lluvia no ha sido suficiente para apagar el incendio por completo. Una sequía de tres años en California ha creado maleza extremadamente seca que alimentó las llamas y las empujó a las laderas de la Sierra Nevada hasta la línea de nieve a cerca 2.400 metros (8.000 pies) de altura, añadió.

La causa del incendio está siendo investigada.