Fallece Vázquez Raña, histórico dirigente del olimpismo

Mario Vázquez Raña, uno de los más longevos y polémicos dirigentes del movimiento olímpico, ha fallecido, informó el presidente del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla Becerra. Tenía 82 años.

Vázquez Raña, quien presidía la Organización Deportiva Panamericana, murió el domingo en la Ciudad de México, según indicó Padilla Becerra.

"Es muy triste para mí confirmar la noticia de su muerte. Es una sensible pérdida para la familia olímpica mexicana y mundial", dijo Padilla Becerra a la Associated Press en una entrevista telefónica.

Padilla Becerra declinó revelar las causas del deceso porque es algo que corresponderá, "si así lo deciden, a sus familiares". Sólo indicó que el dirigente tenía meses librando una batalla con la enfermedad.

Vázquez Raña fue miembro del Comité Olímpico Internacional entre 2000 y 2012. Actualmente se desempeñaba como presidente de la Odepa, la cual presidía desde 1976.

Magnate de medios de comunicación mexicanos, Vázquez Raña debió renunciar a su cargo de presidente de la Asociación Nacional de Comités Olímpicos (ANOC, por sus siglas en inglés) en 2012, un cargo que ostentó por más de 30 años alegando una "agresiva" campaña de sus oponentes para removerle del puesto.

"Mario Vázquez Raña dedicó gran parte de su vida al deporte olímpico. Sirvió por décadas con gran compromiso como presidente de la Odepa, incluso hasta sus últimas horas", dijo el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach en una carta dirigida a la Associated Press. "Tuvo méritos sobresalientes dentro del movimiento olímpico y siempre será recordado como un gran líder olímpico. La bandera del COI en sus cuarteles generales en Lausana, ondearán a media asta en su honor".

En marzo de 2012, Vázquez Raña consiguió su reelección al cargo de la Odepa en medio de una polémica asamblea realizada en Ciudad de México.

Padilla Becerra, quien sólo reveló que el dirigente tenía meses librando una batalla con la enfermedad, informó que los restos probablemente sean velados en una agencia funeraria al sur de la capital.

Añadió que se tienen planeados homenajes póstumos para la figura deportiva, pero no hay detalles todavía.

Padilla Becerra asumió el cargo como presidente del COM (las siglas del comité olímpico local) en 2012 gracias, en gran medida, al apoyo incondicional que le mostró Vázquez Raña a quien conocía desde hace 23 años.

"Tuve una relación cercana desde hace más de dos décadas, cuando me invitó a participar en el movimiento olímpico y luego me volví miembro permanente del Comité Olímpico Mexicano", recordó Padilla Becerra. "A su lado tuve la oportunidad de aprender mucho, pero especialmente en los últimos años conté con todo su respaldo, apoyo y orientación. Él sabía mucho como manejarse internacionalmente".

Cuando renunció a la presidencia de la ANOC, Vázquez Raña estaba por cumplir 80 años y por reglas del COI tenía que ceder sus cargos. Su evidente molestia parecía derivarse más por su deseo de extender su permanencia en el cargo.

Como jefe de la ANOC, desde 1979 hasta 2012, el mexicano se convirtió en una de las figuras más poderosas del movimiento olímpico mundial. Fue un estrecho aliado del español Juan Antonio Samaranch, presidente del COI entre 1980-2001.

Pero también se hizo muchos enemigos que lo acusaban de tener poca autocrítica.

Previo a su renuncia del COI, Vázquez Raña había conseguido su reelección al cargo de la Odepa en medio de una polémica asamblea realizada en la capital del país.

Vázquez Raña era el único candidato, pero necesitaba la aprobación mayoritaria de los delegados de los 42 países miembros de la Odepa para poder hacer oficial su reelección.

Aunque 21 países solicitaron una votación, Vázquez Raña decidió hacer la reelección por aclamación y al recibir los aplausos de la mitad del salón se proclamó ganador.

En esa ocasión, el delegado de Panamá, un oponente, no tuvo acceso a la sesión.

"Vázquez Raña hizo una votación abierta que no debió hacerla, varios querían votación secreta. Así son todas las votaciones, incluyendo la del presidente de la república y él no quiso", dijo en esa oportunidad Luis Mejía, quien era presidente del Comité Olímpico de República Dominicana, el dirigente que más activamente cuestionó a Vázquez Raña durante esa asamblea.

"El deceso de don Mario Vázquez Raña, ensombrece al movimiento olímpico internacional y al movimiento olímpico mexicano, fue uno de los mexicanos más internacionalistas del movimiento", dijo Daniel Aceves, presidente de la Asociación de Medallistas Olímpicos Mexicanos.

"Desde los años ochenta impulsó muchas de las transformaciones que se llevaron a cabo de manera internacional. Se le acredita impulsar la disminución de la presencia del amateurismo para darle empuje a la profesionalización, la comercialización del tema olímpico con los grandes patrocinadores, pero también buscar la universalización del deporte", añadió Aceves.

Fuera del ámbito deportivo, el poder de Vázquez Raña en México era grande porque la Organización Editorial Mexicana, aglomera a 70 periódicos, 24 estaciones de radio y 44 sitios de internet. Muchos políticos buscaban estar bien con él para recibir un trato preferencial en sus medios de comunicación.

A media semana, el Centro de Información Nacional de Estudios Tepeyac, otra compañía que era propiedad de Vázquez Raña anunció que se retiró de la competencia por adquirir una de dos cadenas de televisión que el Instituto Federal de Comunicaciones adjudicará en marzo próximo.

Políticos mexicanos lamentaron el deceso de Vázquez Raña, incluyendo al presidente del país, Enrique Peña Nieto.

"Don Mario, amigo y mexicano ejemplar, será recordado siempre como un incansable promotor del deporte y el periodismo", escribió el primer mandatario en la red social Twitter. "Mis más sentidas condolencias por su partida a los familiares, amigos y compañeros de trabajo de Don Mario Vázquez Raña".