Enviado ONU vuelve a Yemen, empeora la crisis

El enviado de Naciones Unidas a Yemen regresó a la capital del país, Saná, y reanudó los contactos con los actores políticos para hallar una salida a la profunda crisis generada tras la toma de poder de rebeldes chiíes.

La semana pasada, Jamal Benomar salió repentinamente del país hacia Arabia Saudí, donde se cree que mantuvo consultas con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de visita en la zona. Volvió a Saná el sábado por la noche y mantuvo reuniones con todas las principales facciones políticas.

Los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, están sometidos a una creciente presión tras su decisión de disolver el parlamento, una medida que cimentó su toma de poder menos de cinco meses después de hacerse con el control de la capital.

Una poderosa alianza de seis Naciones árabes, encabezada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, denunció el "golpe de Estado " de los hutíes.