Dos rehenes planearon acuchillar a secuestrador en Sydney

Dos trabajadores de una cafetería de Sydney han revelado cómo planearon apuñalar al hombre armado que los mantuvo como rehenes durante 16 horas en diciembre.

Joel Herat, de 21 años, y Jarrod Hoffman, de 19, revelaron en entrevistas pagadas emitidas el domingo por la cadena Nine Network que se habían armado con cuchillas después que Man Horan Monis los tomara como rehenes junto a otras 16 personas en el Lindt Cafe en el centro de Sydney.

"Tengo una cuchilla en el bolsillo y sé que Joel tiene una cuchilla en el bolsillo, y estamos tan carca que podemos hacerlo", dijo Morton-Hoffman, quien agregó que si alguien se hubiera abalanzado sobre Monis y le hubiera sujetado los brazos "yo le hubiera cortado la yugular".

"Pero él tenía un arma. La tenía sobre una rodilla y yo veía que estaba apuntada directamente a Julie Taylor", una rehén embarazada, dijo Morton-Hoffman.

Herat dijo que pensó en acuchillar a Monis mientras Herat era obligado a estar de pie con una bandera islámica junto a una ventana del café.

Los trabajadores del café Bae Jie-un, de 20 años, que estaba en su primer día de trabajo tras regresar de vacaciones, y Elly Chen, de 22, que llevaba trabajando en el lugar menos de una semana, contaron a Seven Network en entrevistas pagadas y transmitidas el domingo abrieron sin ruido una puerta interna para escapar del café sin que Monis se diera cuenta.

"Yo me hubiera sentido culpable si escapaba sola", dijo Bae de Chen. "Tenía que sacarla de allí. Le dije que era ahora o nunca".

Bae dijo que le costaba trabajo mirar las imágenes de ella agarrándole el brazo a un policía mientras huía del café con Chen detrás.

"No me gusta esta foto" dijo Bae cuando se la mostraron. "Parezco aterrorizada".

Tori Johnson, el gerente de 34 años del lugar, fue abatido cuando Monis lo obligó a arrodillarse y le disparó en la nuca con una escopeta de cañón recortado después que un grupo de rehenes escapó, se supo el mes pasado en un tribunal investigador.

La policía atacó el café y baleó mortalmente a Monis, y abatió accidentalmente a Katrina Dawson, una abogada de 38 años, con fragmentos de bala que rebotaron.

Morton-Hoffman dijo que Monis advirtió a los rehenes que si escapaban serían responsables de la muerte de otros rehenes a quien él mataría en represalia.

Monis, un iraní de 50 años con fuertes antecedentes penales, tomó de rehenes a clientes y trabajadores y los obligó a presentar sus demandas en varios videos, entre ellos uno en que exigía que se le permitiera hablar con el primer ministro de Australia y que le entregaran una bandera del grupo Estado Islámico, se dijo al tribunal.