Haitianos protestan por los elevados precios de la gasolina

Cuando menos 6.000 personas marcharon el sábado por la capital de Haití para exigir una mayor rebaja al precio de la gasolina así como la renuncia del presidente Michel Martelly.

La protesta en Puerto Príncipe fue pacífica en términos generales, aunque la policía lanzó brevemente gas lacrimógeno y dispersó a la multitud que había tirado basura y neumáticos en las calles para obstruir el tránsito.

La protesta, que perdió fuerza a medida que caía la tarde, fue la más reciente entre la sucesión de movilizaciones de las últimas semanas a causa de la ira suscitada por el precio de la gasolina.

El gobierno redujo en fecha reciente el precio de la gasolina en un equivalente a 25 centavos y quedó en 4,50 dólares el galón, y el del diesel en 20 centavos y se ubicó en 3,55 dólares el galón.

Sin embargo, los manifestantes afirman que las rebajas a ambos combustibles no reflejan el nivel de la caída los precios internacionales del petróleo.

"El costo de la vida es muy alto", dijo el soldador Joel Pierre, quien se sumó el sábado a la protesta en lugar de ir a su trabajo.

Pierre afirmó que participará en la huelga general de dos días programada a partir del lunes para paralizar actividades en escuelas, bancos y otras instituciones.

"Necesitamos hacer que el gobierno sepa que esto va en serio", declaró.

Debido a una huelga de dos días que los conductores de camiones declararon a principios de semana, cientos de miles de empleados y estudiantes no pudieron ir a sus trabajos y escuelas respectivamente.

Los manifestantes también se quejan de que Martelly empezó a gobernar por decreto el mes pasado tras la disolución del Parlamento, en tanto que las elecciones continúan aplazadas desde hace tiempo.