Putin asegura que Rusia no quiere guerra

El presidente ruso Vladimir Putin aseguró el sábado que Rusia no quiere guerra con nadie, pero advirtió contra lo que considera los intentos extranjeros para impedir el desarrollo del país.

Las declaraciones del mandatario, hechas el sábado durante un congreso sindical en la ciudad de Sochi, se conocen mientras autoridades de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania tratan de poner fin a los combates en el este de Ucrania.

La crisis de Ucrania, que Moscú sostiene fue provocada por la manipulación occidental, ha resultado en sanciones económicas occidentales para castigar a Rusia.

Putin dijo: "No tenemos la intención de ir a la guerra con nadie. Tenemos la intención de cooperar con todos".

Pero se quejó de los "intentos por contener nuestro desarrollo por diversos medios".