Atentados dejan 40 muertos y decenas de heridos en Irak

El toque de queda nocturno vigente durante una década en Bagdad llegó a su fin el domingo, horas después de que el estallido de varias bombas dentro y en las afueras de la capital iraquí dejaran cuando menos 40 muertos en una dura advertencia sobre los peligros que enfrenta el país ante la ofensiva del grupo Estado Islámico.

El atentado más letal de las agresiones del sábado ocurrió en el vecindario Nueva Bagdad en la capital, donde un atacante suicida hizo estallar sus explosivos en una calle llena de ferreterías y en la que había un restaurante. En estos hechos murieron 22 personas, según la policía.

"El restaurante estaba lleno de personas jóvenes, niños y mujeres cuando el atacante suicida hizo estallar sus explosivos", dijo el testigo Mohamed Said. "Muchos murieron".

El grupo Estado Islámico se adjudicó el atentado y afirmó que su atacante suicida tuvo como blanco a chiíes, según el Grupo de Inteligencia SITE, que da seguimiento a las actividades terroristas y tiene su sede en Estados Unidos.

Los extremistas suníes controlan un tercio de Irak y de de Siria, una franja en la que han declarado la existencia de un califato.

El segundo ataque sucedió en el popular mercado de Shorja, en el centro de Bagdad. Dos bombas caseras estallaron con 25 metros de separación entre sí, lo que dejó al menos 11 muertos y 26 heridos.

Adicionalmente, una bomba estalló cerca de un mercado al aire libre en Abu Cheer, en el sudoeste de Bagdad, lo que provocó cuatro muertos y 15 heridos.

En Tarmiya, una localidad suní a 50 kilómetros (30 millas) al norte de Bagdad, una bomba estalló y dejó cuando menos tres soldados muertos al paso de un convoy, dijeron las autoridades.

Fuentes de hospitales confirmaron las cifras. Todas las fuentes hablaron bajo condición de anonimato ya que no estaban autorizadas a informar a la prensa. Ningún grupo se responsabilizó de los demás atentados.

A pesar de las explosiones de bombas, el gobierno siguió adelante con su plan de levantar en el primer minuto del domingo el toque de queda que regía de la medianoche a las cinco de la mañana.

El toque de queda estuvo vigente en términos generales desde 2004 debido al aumento de la violencia sectaria en Irak después de la invasión encabezada por Estados Unidos un año antes.

Una multitud de hombres, mujeres e incluso niños tocaban música y ondeaban banderas iraquíes a primeras horas del domingo. Numerosas personas se reunieron en medio de una fuerte presencia de seguridad en la plaza Tahrir, en el centro de Bagdad, para celebrar el fin del toque de queda.