Gobierno de Venezuela toma cadena de mercados

El presidente Nicolás Maduro anunció el viernes que las 35 sucursales de la cadena de pequeños mercados Día Día pasarán al control de la red estatal dentro de un endurecimiento de las sanciones del gobierno ante el creciente desabastecimiento de alimentos y otros bienes básicos.

El mandatario acusó a sus propietarios de formar parte de la "guerra económica" que considera busca desestabilizar su gobierno.

"Yo he ordenado... accionar de manera inmediata todos los procedimientos administrativos y judiciales para que esta red de supermercados... sea de manera inmediata asumido por la red PDVAL", dijo Maduro en un acto televisado de entrega de viviendas en el central estado Carabobo. La Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos, PDVAL, forma parte de las redes de mercados estatales y cuenta con ingentes recursos de la corporación Petróleos de Venezuela S.A.

"A partir del día de mañana la red PDVAL asume todos los servicios de esta red que le estaba haciendo la guerra al pueblo y garantice el abastecimiento y disponibilidad de productos", acotó el gobernante, quien garantizó a los empleados de los mercados Día Día "todos sus derechos (laborales), de estabilidad", sin dar otros detalles.

Horas antes, la Fiscalía General informó que el director general del supermercado Día Día, Manuel Andrés Morales, permanecerá detenido por presuntamente incurrir en irregularidades en la distribución de productos de primera necesidad.

Morales fue detenido el dos de febrero por agentes del SEBIN o policía política, luego que el gobierno ocupó un almacén de la cadena por supuestamente incurrir en la "venta irregular" de productos, y mantener "más de 2.500 toneladas de alimentos y de productos" represados, mientras se multiplicaban las filas a las puertas de sus comercios donde escaseaban productos de consumo masivo.

Maduro afirmó que los dueños comercios son presionados por sus adversarios políticos para que continúen la "guerra económica".

La Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas ha rechazado el señalamiento del gobierno de que el sector privado es el responsable de la crisis económica y el desabastecimiento, y en un comunicado difundido el martes, indicó que la inflación y la escasez en Venezuela tienen que ver con "la instrumentación de un modelo económico, el socialismo del siglo XXI, que con su trama de controles y obstáculos devastó la capacidad productiva privada del país".

La ocupación de la cadena de mercados ocurrió después de que las autoridades iniciaron el fin de semana pasado un procedimiento administrativo contra Farmatodo, la mayor cadena de farmacias de Venezuela. En la víspera un tribunal imputó a dos altos ejecutivos de la cadena, acusados de "boicot" y "desestabilización de la economía".

Maduro afirmó que si no incurren en irregularidades la red de farmacias seguirá bajo el control de sus propietarios.

Venezuela está sumida en una crisis económica caracterizada por una inflación galopante que el año pasado superó el 64%, problemas severos de escasez y una recesión. Según analistas, esta última se agravará este año debido a la caída de los precios del petróleo, la principal fuente de ingresos del país.