Diputada dice fiscal temía por sus hijas y ser despedido

Una diputada opositora declaró el viernes que el fiscal Alberto Nisman le dijo que temía por la vida de sus dos hijas a raíz de su denuncia contra la presidenta por el supuesto encubrimiento de un atentado terrorista y que el gobierno quería apartarlo de su cargo por la acusación que preparaba.

Laura Alonso, vicepresidenta de la comisión de Juicio Político y miembro de la opositora Propuesta Republicana, declaró ante la fiscal responsable del caso, que Nisman le dijo en una reunión en mayo de 2014 que la presidenta Cristina Fernández "ordenó todo" para encubrir a los iraníes sospechosos del ataque a un centro judío en Buenos Aires en 1994, acusación que el investigador dejó plasmada en una denuncia el 14 de enero.

Alonso dijo a los periodistas a su salida de su comparecencia ante la fiscal Viviana Fein que había dado detalles de conversaciones que mantuvo con Nisman, quien fue encontrado muerto el 18 de enero, cuatro días después de presentar ante un juez federal la acusación contra la presidenta, el canciller Héctor Timerman y allegados al gobierno.

Horas después del hallazgo del cadáver estaba prevista una comparecencia del investigador en el Congreso para dar más detalles de su denuncia. La justicia investiga si fue asesinado, cometió un suicidio voluntario o fue víctima de un suicidio inducido.

Alonso se intercambió con Nisman mensajes por whatsapp y también mantuvo con él encuentros personales.

El 14 de enero, horas después de denunciar a la presidenta, ambos se reunieron. "Le pregunté si tenía miedo y me dijo: 'no tengo miedo por mí, tengo miedo por mis hijas", relató Alonso sobre la conversación que mantuvieron.

La diputada descartó que Nisman se haya suicidado. Destacó que era un "profesional... que acusó acuso a los iraníes en la cara". "El clima de violencia verbal que se generó por voceros oficialistas (después de la denuncia contra la presidenta) hasta la aparición sin vida del cuerpo buscaba amordazar al fiscal y callarlo, finalmente lo terminaron callando porque él apareció sin vida", sostuvo la legisladora de uno de los principales partidos de la oposición.

Alonso también informó que en otra charla Nisman le había dicho que la procuradora (titular del Ministerio Público Fiscal, Alejandra Gils Carbó) tenía pensado echarle de su cargo como responsable de la fiscalía investigadora del ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). "La procuradora tiene decidido apartarme, el gobierno sabe que yo estaba llevando adelante esta investigación", sobre la presidenta, dijo la diputada que le comentó Nisman .

Por otro lado, y según explicó Alonso, en diciembre de 2014el fiscal rechazó un ofrecimiento de la Procuraduría para reforzar su vigilancia debido a amenazas en su contra.

Asimismo la diputada se refirió a un mensaje que recibió de Nisman por whatspp tres día antes de morir en el que el investigador le dijo "voy con todo" en referencia a la presentación que iba a hacer en el Congreso para dar detalles de la denuncia.

También hizo mención de otro anterior del 6 de enero, cuando Nisman estaba con su hija adolescente en Londres, el fiscal señaló que interrumpía de forma imprevista sus vacaciones en Europa para volver a Argentina. Pocos días después denunció a la presidenta.

Sin embargo, la justicia ha descartado que Nisman quisiera volver de forma anticipada al sostener que el 31 de diciembre el fiscal había sacado el pasaje de retorno a la Argentina con fecha del 12 de enero.

Fernández ha descalificado la denuncia de Nisman y sostiene que un ex jefe de espías brindó datos falsos al fiscal para fundamentar su acusación y que ésta forma parte de un complot que busca desestabilizar a su gobierno.

La mandataria también ha afirmado que el fiscal no cometió un suicidio y en ese sentido ha sugerido que dicho ex agente secreto estaría vinculado con la muerte del investigador.