Piden a gobierno más atención a colombianos en Venezuela

Congresistas pidieron el viernes al gobierno del presidente Juan Manuel Santos que se preocupe más por la situación de los colombianos en Venezuela debido a que en poco más de un mes han sido deportados casi 300.

"La situación de los colombianos es muy grave en Venezuela" porque "están siendo objeto de una discriminación evidente", comentó telefónicamente a The Associated Press el senador Alfredo Rangel, del opositor Centro Democrático que dirige el ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

La canciller María Ángela Holguín explicó la víspera en Cúcuta, capital del fronterizo departamento de Norte de Santander y a 405 kilómetros al noreste de Bogotá, que desde el 1 de enero hasta el 5 de febrero pasados el gobierno de Caracas ha deportado a 285 colombianos.

En el mismo período de 2014 las deportaciones ascendieron a 296. En total el año pasado fueron devueltos a Colombia 1.702 personas, y 2.500 en 2013.

Para Rangel, en Venezuela "hay un maltrato a los derechos" de los colombianos. Por eso dijo que el gobierno de Colombia "debería dejar a un lado, aunque sea temporalmente, su arrodillamiento, su sumisión, frente al gobierno venezolano para reivindicar los derechos de los colombianos residentes" allí.

Según Rangel, la supuesta actitud del gobierno de Bogotá respecto al de Caracas tiene una explicación: el apoyo que el gobierno venezolano le ha brindado y le brinda al proceso de negociación que desde fines de 2012 adelantan en La Habana la administración de Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El senador Juan Manuel Galán, del oficialista Partido Liberal, opinó que el gobierno nacional está en la obligación de hacer todo lo que esté a su alcance por el bienestar de los colombianos en Venezuela.

En su concepto, el Ejecutivo debe adoptar "todas las medidas que se deban tomar para proteger y garantizar la protección" de esos derechos pues, según dijo, la mayoría de los colombianos que viven en el vecino país son personas de bien que "se la han jugado por Venezuela en las buenas y en las malas".

El presidente Santos viajó el viernes a Cúcuta en una visita programada desde antes de que se conociera la cifra de deportados de 2015.

Aunque no hay una cifra oficial, se calcula que en Venezuela viven unos cuatro millones de colombianos o más.

La ministra Holguín recordó que en 2004 el fallecido presidente Hugo Chávez les dio un plazo de 10 años a los colombianos residentes en Venezuela para que "regularizaran" su situación.

Aunque advirtió que la administración del presidente Nicolás Maduro está en todo su derecho de exigir que la gente que vive en su país esté regularizada, la canciller enfatizó en que las deportaciones tienen que hacerse en el marco del respeto a los derechos humanos y a la integridad de las personas.