Clérigo yihadí arremete contra métodos de Estado Islámico

Un destacado predicador yihadí arremetió el viernes contra los milicianos del grupo Estado Islámico por quemar vivo a un piloto jordano, afirmando que esto "no es aceptable en ninguna religión".

Abu Mohammed al-Maqdesi, considerado un mentor espiritual por muchos miembros de al-Qaida, habló un día después de salir en libertad tras más de tres meses detenido en Jordania.

Su puesta en libertad, y sus duras críticas a Estado Islámico se produjeron mientras el gobierno jordano trata de ganar apoyo popular para los reforzados ataques aéreos contra milicianos islamistas, en respuesta a la muerte del piloto.

Milicianos del grupo Estado Islámico difundieron esta semana un video mostrando la muerte del piloto, el teniente Muath al-Kaseasbeh, quemado vivo en una jaula

En una entrevista con la cadena jordana de televisión Roya, al-Maqdesi, dijo creer que un acto así "no es aceptable por nadie y por ninguna religión".

El clérigo indicó que había participado en las conversaciones extraoficiales para arreglar un posible intercambio de prisioneros que obtuviera una liberación del piloto, capturado en diciembre cuando su avión se estrelló sobre Siria. Jordania se ofreció la semana pasada a intercambiar a una prisionera de al-Qaida por el militar, pero tras la publicación del video dijo que había quedado claro que el piloto llevaba muerto desde principios de enero.

Al-Maqdesi dijo creer que los milicianos nunca habían considerado seriamente el intercambio.

"Durante mis comunicaciones, mintieron y dieron evasivas", dijo. "Actuaron como si estuvieran interesados, pero en realidad no lo estaban".

El predicador también criticó al grupo extremista por declarar un califato el año pasado en las zonas que controla en Siria e Irak. Al-Maqdesi dijo que un califato, un estado regido según la ley islámica, debe reunir a los musulmanes, pero que los milicianos han sido una fuerza divisoria.

Hace una década, al-Maqdesi estaba considerado como el mentor espiritual de la rama de al-Qaida en Irak, de la que procede el grupo Estado Islámico, pero después los criticó por sus métodos, que incluyen ataques a otros musulmanes.

Jordania arrestó al clérigo en octubre, después de que éste criticara la participación del país en una coalición militar liderada por Estados Unidos contra Estado Islámico. Jordania, que hace frontera con Siria e Irak, se sumó a la coalición en septiembre.

Tras la muerte del piloto, Jordania dijo que intensificaría sus ataques. Docenas de aviones de combate bombardearon el jueves arsenales y zonas de entrenamiento de Estado Islámico, indicó el ejército.