Primer ministro iraquí levanta toque de queda en Bagdad

El toque de queda que impedía la circulación en Bagdad de la medianoche a las 5 de la mañana fue levantado por el primer ministro, que declaró libres de armas algunos vecindarios de la capital iraquí.

La medida ordenada por Haider al-Abadi parece enfocada a retomar una sensación de normalidad en Bagdad, cuyos vecinos gozaban de una animada vida nocturna antes de la invasión de 2003 que encabezó el ejército de Estados Unidos para derrocar a Saddam Hussein. El toque de queda se declaró en 204 cuando la seguridad se deterioraba en la ciudad.

Un comunicado del gobierno indicó que al-Abadi se reunió con funcionarios de seguridad y el mando militar de Bagdad en la madrugada del jueves y ordenó que se levantara el toque de queda el sábado.

También ordenó que las calles que fueron bloqueadas por razones de seguridad sean reabiertas al tránsito y el paso de transeúntes. La orden del primer ministro también prohíbe la portación de armas en cuatro importantes vecindarios: el área de Kazimiyah, donde predominan los chiíes, el distrito de Azamiyah de mayoría suní, al igual que Mansour y el de Sayidyah en el suroeste de la capital.

No se dieron detalles de cómo se pondrá en práctica la medida y al-Abadi no explicó las razones que llevaron al levantamiento del toque de queda.

Bagdad sigue sufriendo ataques casi a diario por parte de milicias extremistas en los que abundan los bombazos que tratan de socavar los esfuerzos del gobierno de mayoría chií para mantener la seguridad.

El país también pasa por su peor crisis desde que las tropas de Estados Unidos se retiraron en 2011 tras el ataque relámpago lanzado por el grupo miliciano Estado Islámico, que es una derivación de al-Qaida.

La ofensiva del grupo EI ha capturado grandes franjas de tierra en el norte y oeste de Irak y partes de la vecina Siria. Las fuerzas iraquíes, acompañadas de ataques aéreos que ha lanzado una coalición encabezada por Estados Unidos, tratan de recuperar el territorio del que se apropiaron los extremistas.