OTAN: Armar a Ucrania podría desatar reacción de Rusia

El máximo comandante de la OTAN advirtió el jueves que cualquier acción para entregar armas defensivas a Ucrania debe tomar en cuenta cualquier posible reacción por parte de Rusia.

El general de la Fuerza Aérea estadounidense Philip Breedlove indicó que cualquier acción de Estados Unidos o de otras naciones occidentales "podría desatar una reacción más estridente por parte de Rusia".

Sus declaraciones se conocen mientras surgen señales de que Estados Unidos está sopesando dar a Kiev armas defensivas para ayudar a proteger sus fuerzas a lo largo de la frontera ante una mayor ofensiva por pare de los rebeldes separatistas apoyados por Moscú. Él y otros líderes estadounidenses insisten en que no hay solución militar al conflicto, pero reconocen que Ucrania tiene el derecho de defenderse.

"Todo lo que hagamos debe tomar en consideración y evaluar a cómo avanzará la pelota hacia esa solución política que todos queremos hallar", dijo Breedlove en entrevista con The Associated Press en Bruselas, sede de la OTAN. "Por eso toda forma de ayuda tiene que tomarse en cuenta a la luz de lo que anticipemos será la reacción rusa".

El militar no dijo qué aconsejó al gobierno o al mando de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, pero señaló que la situación en el este de Ucrania está deteriorándose y cualquier acción por parte de Estados Unidos debe ayudar a que el conflicto avance hacia una solución política.

Breedlove agregó que Rusia sigue abasteciendo a los separatistas de la frontera con armas de grueso calibre, defensas aéreas y combatientes.

Douglas Lute, embajador estadounidense en la OTAN, dijo el miércoles que hay operativos de inteligencia y personal militar ruso, vestidos de civil y en uniforme, operando en el oriente ucraniano y ofreciendo una estructura paralela de comando junto con los separatistas.

"También tomamos en cuenta que hay soldados rusos en el sureste de Ucrania operando hoy el software ruso más sofisticado que se ha estado entregando al movimiento separatista", dijo Lute, en referencia al equipo de guerra de operación electrónica y sistemas de defensa aérea.

Otros aliados de la OTAN están expresando su incomodidad e incluso se oponen a cualquier acción para dar armas a los ucranianos.

Canadá, un aliado cercano a Estados Unidos y donde vive una gran comunidad de origen ucraniano, dijo que no tiene planes de suministrar armas a Ucrania.

"Hemos sido claros en nuestro apoyo a Ucrania", dijo el ministro canadiense de Defensa, Robert Douglas Nicholson al llegar a la sede dela OTAN en Bruselas para un encuentro de dos días entre los ministros de la alianza.