Interrogan a tesorero del PT por escándalo en Petrobras

El tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores fue interrogado el jueves como parte de la investigación de un extenso esquema de sobornos que involucra a Petrobras.

Joao Vaccari Neto recibió en nombre del PT entre 150 y 200 millones de dólares por 90 contratos firmados entre Petrobras y otras compañías entre 2003 y 2013, de acuerdo con un testimonio del ex gerente de Petrobras Pedro Barusco divulgado el jueves.

"Queremos saber información al respecto de donaciones que él solicitó, sean legales o ilegales, envolviendo personas que mantenían contratos con Petrobras", dijo Carlos Fernando Lima, el procurador federal en Curitiba, sede de la averiguación.

Neto ya había sido implicado en el escándalo de corrupción, pero hasta ahora no había sido llamado a responder preguntas. Fue mencionado por el ex director de refinería Paulo Roberto Costa como el contacto que ligaba al partido con las empresas que presuntamente sobornaban a Petrobras.

Como parte de la misma investigación las autoridades detuvieron a dos personas y buscaban a otras dos, en tanto la policía federal también realizaba decomisos en empresas de ingeniería que celebraban contratos con la petrolera estatal.

Lima agregó que las órdenes de prisión, de interrogación y búsqueda surgieron a partir de documentos y contratos previamente incautados por la policía, así como testimonios de uno de los investigados y de otra ex empleada de una de las empresas investigadas. Lima dijo que no podía aún especificar nombres ni empresas a las que pertenecen por razones de seguridad.

Los involucrados podrían enfrentar cargos por crímenes de fraude, corrupción, lavado de dinero y asociación criminal.

Según la fiscalía, empresas de ingeniería negociaban sobornos con funcionarios de la petrolera a cambio de obtener contratos. Inflaban precios de servicios y bienes y parte del dinero paraba en las arcas del Partido de los Trabajadores y otros dos partidos políticos como si fueran donaciones, dicen las autoridades. La causa suma al menos 800 millones de dólares en sobornos y otros pagos ilegales y la investigación cubre al menos 230 empresas.

Decenas de ejecutivos de las empresas de construcción más grandes del país han sido detenidos y tres ex directores de Petrobras ya fueron implicados en la extensa red de sobornos.

La imagen de la empresa, así como su valor mercantil, ha sufrido a causa del escándalo.

El miércoles, la empresa anunció en una breve declaración que la presidenta Maria das Graças Foster y cinco de sus directores renunciaron a sus puestos y que la empresa escogerá a sus sustitutos el viernes.

Entre los candidatos a asumir la conducción de Petrobras están el presidente de la compañía minera Vale, Murilo Ferreira, y el presidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, Luciano Coutinho.

Mientras se desarrolla la averiguación, crecen las críticas a la presidenta Dilma Rousseff por la administración de la estatal. Por meses, Rousseff se rehusó a reemplazar a Foster, a quien nombró al puesto en 2012.

La oposición solicitó la creación de una nueva Comisión Parlamentaria de Investigación para indagar los actos de corrupción en la petrolera entre los años 2005 y 2015. La solicitud obtuvo más firmas de las necesarias y fue creada el jueves.