Pesquisa de choque de tren, centrada en camioneta en la vía

La investigación sobre un impactante accidente ferroviario en el que murieron una conductora y cinco pasajeros se centró el jueves en cómo una mujer con tres hijos, descrita por sus amigos como concienciada con la seguridad, terminó entre las barreras de un paso a nivel en su camioneta, donde fue arrollada por un tren de pasajeros.

"La gran pregunta que todo el mundo quiere responder es: ¿Por qué estaba este vehículo en el cruce?", dijo el miércoles a la prensa Robert Sumwalt, vicepresidente de la Junta Nacional de Seguridad de Transportes (NTSB, por sus siglas en inglés), en un suburbio de Nueva York. El suceso del martes fue el accidente con más muertos en los 32 años de historia de la compañía ferroviaria Metro-North Railroad, que opera uno de los recorridos más transitados del país.

Los investigadores de la NTSB tenían previsto el jueves revisar los restos en la zona y entrevistar al personal del tren, así como descubrir si la camioneta deportiva Mercedes de Ellen Brody tenía un dispositivo de registro de datos.

Brody, de 49 años y con tres hijos, manejaba a casa desde su trabajo en una tienda de joyería. Un testigo dijo haber visto que la barrera del paso a nivel se bajaba sobre el vehículo, y la conductora salía un momento antes de volver a entrar y conducir hacia delante, en dirección a la vía. Allí fue arrollada por el tren, señaló a The Journal News Rick Hope, que manejaba en otro vehículo detrás de la mujer.

"No tenía prisa en absoluto, pero tenía que haber sabido que venía un tren", dijo Hope al diario, añadiendo que él había dado marcha atrás y le hizo señas de que hiciera lo mismo.

El accidente se produjo en una zona oscura donde las vías son rectas, pero los conductores que salen o entran de la vecina autopista de Taconic tienen que hacer un giro y cruzarlas. Además, había tráfico acumulado debido a un accidente en la autopista.

Los investigadores no tenían pruebas de que las barreras del paso a nivel funcionaran de forma incorrecta, señaló Sumwalt, pero su investigación acaba de comenzar.

Brody tenía tres hijas mayores y era un miembro activo y extrovertido de su sinagoga. "No corría riesgos cuando se trataba de su seguridad o la de otros", dijo Pail Feiner, amigo de la familia y supervisor de la ciudad en Greenburgh.

El choque fue tan fuerte que el tercer raíl electrificado se deformó y perforó el tren y la camioneta, que se vio arrastrada más de 1.000 pies (unos 300 metros), dijo Sumwalt. Las llamas consumieron la camioneta y el primer vagón del convoy.

Sumwalt dijo que la NTSB también estudiará las salidas del tren y la intensidad del fuego, que los investigadores creen se vio alimentado por el tanque de combustible de la camioneta.

En el primer vagón, un hombre que sufrió quemaduras en las manos abrió con el codo la salida de emergencia, permitiendo que algunos de los aproximadamente 700 pasajeros del tren escaparan, señaló el pasajero Christopher Gross en el programa de ABC "Good Morning America".

El ingeniero del tren intentó rescatar a la gente hasta que las llamas y el humo le obligaron a escapar, dijo el responsable del condado de Westchester, Rob Astorino.

Aunque las autoridades no difundieron en un primer momento los nombres de las víctimas, empleadores y familiares confirmaron que entre los muertos estaban Walter Liedtke, comisario de pintura europea en el Museo Metropolitano de Arte, Eric Vandercar, un director de cuentas en Mesirow Financial de 53 años y Aditya Tomar, de 41 años y que trabajaba en el sector financiero en Manhattan.

No es el primer accidente fatal que se produce en el lugar. En 1984, un tren de la compañía Metro-North golpeó a un camión, matando a su conductor, en el mismo cruce de la calle Commerce, según los registros de la Administración Federal de Ferrocarriles (FRA, por sus siglas en inglés).

Cada día, los trenes recorren más de 212.000 cruces con autopistas en Estados Unidos. Una media de entre 230 y 250 personas mueren cada año en estos pasos, lo que supone un 50 por ciento menos que hace dos décadas, según cifras de la FRA.

Metro-North gestiona la segunda ruta de pasajeros más transitada del país, después del Long Island Rail Road, con unos 280.000 pasajeros diarios.

A finales del año pasado, la NTSB presentó varios informes sobre accidentes de la compañía en Nueva York y Connecticut en 2014 y 2014, hallando reiterados problemas en el servicio.

Uno de esos incidentes fue el descarrilamiento en 2013 de un tren en el Bronx en el que murieron cuatro personas, los primeros pasajeros que murieron en un accidente de la empresa. La NTSB dijo que el ingeniero se quedó dormido a los mandos debido a un caso severo de apnea del sueño.

___

Los periodistas de Associated Press Kiley Armstrong, Ula Ilnytzky y Meghan Barr en Nueva York; Joan Lowy en Washington y Michael Kunzelman en Baton Rouge, Louisiana, contribuyeron a este despacho.