Maduro pide apoyo a Unasur por planes conspirativos

El presidente Nicolás Maduro anunció el miércoles que pidió al secretario general de Unasur, Ernesto Samper, para que inicie gestiones a fin que ese organismo regional y otros protejan a Venezuela ante los supuestos planes estadounidenses para desestabilizar su gobierno y derrocarlo.

Tras un encuentro con Samper en el palacio de gobierno de Caracas, Maduro declaró que le pidió al ex presidente colombiano que "como máximo vocero de Unasur nos ayude aún más a buscar, con el apoyo de Unasur, que los Estados Unidos, sobre todo el presidente (Barack) Obama escuche a Suramérica, América Latina y el Caribe".

"Le he dado detalles de elementos muy preocupantes de pronunciamientos de diversos voceros del Pentágono, del Departamento de Estado, del vicepresidente (Joe) Biden; preocupantes porque la historia de América Latina tiene ya una secuela larga de circunstancias parecidas a estas", que según Maduro, han sido el preludio de conspiraciones para derrocar gobiernos en la región.

Dijo estar seguro que Unasur "seguirá acompañando a Venezuela con la misma solidaridad, con la misma claridad en el marco del derecho internacional para que... el gobierno del presidente Obama detenga las agresiones, las amenazas y estos pronunciamientos que van vía contraria de unas relaciones de convivencia y de respeto", añadió.

Maduro acusa con frecuencia a gobiernos extranjeros de conspiraciones, intentos de golpe y planes de asesinato, en particular a Estados Unidos. Ambos países no tienen embajadores en sus respectivas capitales desde 2010.

Samper, por su parte, expresó que la posición de Unasur "es clara y contundente en declarar que cualquier intento de desestabilización que se produzca en una democracia o intento de desestabilizar un gobierno contará con el rechazo unánime de todos" sus miembros.

Unasur está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Surinam, Guyana, Uruguay y Venezuela.

Samper se comprometió a transmitir "la inquietud" de Maduro al grupo de cancilleres de Colombia, Ecuador y Brasil que apoyaron a Venezuela tras las violentas protestas antigubernamentales del año pasado, y ante el Consejo de Cancilleres que se reunirán en la capital ecuatoriana la próxima semana.

Tras las protestas que se registraron en Caracas y otras ciudades a comienzo del 2014 y que dejaron 43 muertos, Unasur promovió un proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición que no prosperó debido a fuertes divergencias entre las partes.

Maduro comentó que solicitó al mandatario ecuatoriano Rafael Correa, que tiene la presidencia pro tempore de la Celac, para que "nos acompañe también como escudo protector de la paz, de la democracia en Venezuela".