Entidad supervisora condena uso de gas de cloro en Siria

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas condenó el miércoles el uso del gas de cloro como arma en Siria, lo que dijo es una infracción a las leyes internacionales, por lo que los responsables deben ser llevados ante la justicia.

El consejo ejecutivo de la OPAQ expresó "serias preocupaciones" por el informe de una misión de investigación que concluyó "con un alto grado de fiabilidad" que se lanzó gas de cloro sobre tres poblados del norte del país entre abril y agosto del año pasado, lo que dejó 13 muertos.

Ahmet Uzumcu, el director general de la organización, dijo en un comunicado que la decisión de condenar el uso de gas de cloro "deja absolutamente en claro que las armas químicas son ilegales y que no se tolerará su uso bajo ninguna circunstancia".

El gas de cloro tiene usos industriales, pero también puede usarse como arma.

El reporte de la misión investigadora no señala culpables de los ataques, pero dijo que 32 de 37 personas entrevistadas "vieron o escucharon el sonido de un helicóptero sobre el poblado al momento del ataque con bombas de barril que contenían sustancias tóxicas".

El canciller británico Philip Hammond dijo que un informe previo que también vincula los ataques con cloro con helicópteros "corrobora las acusaciones de que el régimen de Assad continúa usando armas químicas en Siria, lo que viola la Convención sobre Armas Químicas".

Siria niega usar cloro u otras sustancias químicas, y culpa a "terroristas" por tales ataques.

Damasco se sumó a la OPAQ en 2013 en una medida vista en gran medida como destinada a evitar bombardeos de Estados Unidos después de un ataque con sustancias químicas contra un suburbio de Damasco en el que murieron cientos de civiles.

Washington y aliados occidentales acusaron al gobierno sirio de Bashar Assad de ser responsable del ataque, mientras que Damasco culpó a los rebeldes.

Las 1.300 toneladas de arsenal químico que Siria declaró cuando se unió a la OPAQ han sido destruidas.