Paraguay: Cuerpos de alemanes embarcados a su país

Los restos de los alemanes Robert Natto y Erika Reiser, ex propietarios de una hacienda en el norte de Paraguay, encontrados sin vida tras una balacera entre la guerrilla y agentes antiterroristas el jueves último, fueron embarcados el miércoles hacia Fráncfort donde se hará el sepelio, informó el abogado de la pareja Fabio Cuevas.

"Gracias a la embajada alemana en Asunción los trámites de repatriación se hicieron rápidamente para que los familiares de la pareja pudiesen darle sepultura", dijo Cuevas a la prensa, y agregó que la hacienda Luisa Ganadera "es una sociedad anónima por lo que seguirá funcionando normalmente hasta que los familiares de Natto tomen otra decisión".

Natto de 60 años y Rieser de 53 años, junto con cuatro de sus peones fueron capturados el miércoles pasado en el interior de su establecimiento por una columna del grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo, en las cercanías del pueblo Yby Yaú, departamento de Concepción, a 400 kilómetros de Asunción.

La fiscal antisecuestro Sandra Quiñónez dijo en conferencia de prensa que los rebeldes liberaron a los peones, pero retuvieron a la pareja.

En la madrugada del jueves los agentes antiterroristas enfrentaron a los delincuentes, se produjo un tiroteo y posteriormente hallaron muertos a los alemanes, dijo Quiñónez. Se desconoce si algún guerrillero resultó herido.

Tanto la fiscalía como los oficiales de las fuerzas gubernamentales desconocen con certeza las circunstancias específicas en las que falleció el matrimonio Natto.

El fiscal Joel Cazal, de Concepción, informó el miércoles que "en la cartera de Natto encontramos una breve nota en la que, supuestamente, la guerrilla le habría obligado a escribir un pedido de rescate de 200.000 dólares, a ser entregada a los peones. Todavía no tenemos el resultado de la pericia caligráfica para decir si es o no la letra de uno de los muertos".

En tanto, el EPP mantiene en cautiverio desde hace 215 días al policía Edelio Morínigo, secuestrado el 5 de julio de 2014.

Los rebeldes operan en los departamentos de Concepción, San Pedro y Canindeyú desde 2008. En diferentes ataques a haciendas, puestos policiales y militares mató a 3 militares, 13 policías y 26 civiles. Sufrieron 13 bajas.