Encuesta: Eurozona comenzó 2015 con más fuerza

Quizás todos los malos augurios que rodean la eurozona son una exageración.

Un par de indicadores clave sugieren que la eurozona estaba creciendo a principios de año más fuerte de lo que se pensaba, en parte debido al impacto positivo de los bajos precios del petróleo.

Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, informó que las ventas minoristas aumentaron 0,3% en diciembre, el tercer mes consecutivo de alza de ese parámetro, lo que sugiere que las ventas ayudaron al crecimiento económico en el cuatro trimestre de 2014, cuyos resultados deben publicarse la próxima semana.

Por separado, la firma de información financiera Markit indicó que el índice de gerentes de compra, una medida de la actividad empresarial, se disparó a una cota máxima semestral de 52,6 puntos en enero, de 51,4 el mes anterior.

Los resultados de enero fueron mejor del estimado inicial de 52,2 y apuntan a una tasa de crecimiento de mensual de 0,3%, baja según las normas históricas, pero mucho mejor que las cifras de los últimos dos años. Cualquier cifra por encima de 50 indica crecimiento económico.

Entre las cuatro mayores naciones del grupo, Markit indicó que la actividad económica creció en Alemania, Italia y España, pero la desaceleración en Francia se extendió a su noveno mes. Markit también concluyó que el ritmo de la creación de empleo ascendió ligeramente a su mejor nivel desde mediados de 2011.