EEUU: Crece brecha entre graduados ricos y pobres

La brecha entre los estudiantes más ricos y más pobres de Estados Unidos que se gradúan de la universidad antes de los 24 años se ha duplicado en las últimas cuatro décadas, de acuerdo con un reporte difundido el martes.

El porcentaje de estudiantes de las familias con menores ingresos --aquellas que ganan 34.160 dólares o menos al año-- que se gradúan de la universidad ha crecido sólo tres puntos porcentuales desde 1970, aumentando de 6% a 9% para 2013.

En tanto, la tasa de graduación de los estudiantes de las familias más adineradas ha crecido marcadamente, de 44% a 77%.

"Es realmente sorprendente cuán grande se ha vuelto la diferencia entre los estudiantes de ingresos familiares más altos y los de los más bajos", dijo Laura Perna, profesora de la Universidad de Pennsylvania y directora ejecutiva de la organización Alliance for Higher Education and Democracy, uno de los dos grupos que publicaron el estudio que examinó los costos de la educación y graduación.

El estudio se publica en un contexto de renovado debate sobre el costo de la educación superior, generado por la propuesta del presidente Barack Obama para que dos años de universidad sean gratuitos.

Si la medida se adoptara en todos los estados, beneficiaría a unos nueve millones de estudiantes cada año. Y costaría al erario unos 60.000 millones de dólares en 10 años, un precio que el Congreso de mayoría republicana probablemente no estaría deseoso de cubrir.

El aumento en la brecha en tasas de graduación es similar a la creciente desigualdad en ingresos: mientras que los ingresos para el 10% más rico del país han aumentado en las últimas décadas, los salarios para la mayoría de los estadounidenses se han estancado una vez que se descuenta la inflación.

"En todo caso, los rendimientos de la educación, los beneficios de la consecución de una mayor educación, han estado creciendo en los últimos 20 años", dijo David Zimmerman, profesor de economía del Williams College en Massachusetts. "Así que en la medida que la brecha educativa sea cada vez mayor entre los estudiantes de familias más y menos aventajadas, la brecha prevista en los ingresos también crecerá".

El reporte encontró que el porcentaje de estudiantes de todos los niveles de ingresos que se inscriben en la universidad se ha incrementado en las últimas cuatro décadas. Había una diferencia de 46 puntos entre ricos y pobres en 1970, comparada con una de 36 puntos en 2012.

Pero la brecha en las tasas de graduación está creciendo: Mientras 99% de los estudiantes de familias ricas --aquellas que ganan 108.650 dólares al año o más-- que se inscriben en la universidad la terminan para cuando cumplen 24, sólo 21% de los estudiantes pobres la concluyen a esa edad.

El gobierno de Obama ha expandido la disponibilidad de becas federales Pell y ha apoyado un crédito fiscal por costos de tarifas escolares, pero el estudio dice que la cantidad máxima que otorga una beca Pell no se ha elevado a la par de los costos universitarios. La universidad costaba en 2012 dos veces más que en 1975, cuando empezó el programa de becas Pell, que provee ayuda a estudiantes de bajos ingresos con base en sus necesidades.

Las becas Pell cubrían 67% de los costos de la universidad en 1975, pero sólo 27% en 2012.

"A veces pensamos que los estudiantes pobres son atendidos por el programa federal. Pero se puede ver que cubre mucho menos que cuando fue creado", dijo Margaret Cahalan, directora del Pell Institute for the Study of Opportunity in Higher Education, la otra institución involucrada en el reporte.

___

Christine Armario está en Twitter como: http://www.twitter.com/cearmario