Corte IDH recibe a jueces hondureños destituidos tras golpe

Cuatro jueces que fueron destituidos durante el golpe de Estado de 2009 en Honduras fueron recibidos el martes por la Corte Interamericana de Derechos Humanos como parte del proceso oral del juicio que llevan contra el Estado hondureño.

Los jueces Guillermo López Lone, Luis Chévez y Ramón Barrios fueron expulsados del sistema judicial hondureño tras participar en manifestaciones en contra del golpe que desplazó del poder al entonces presidente Manuel Zelaya.

En el caso de la magistrada Tirza Flores, ella presentó un recurso de amparo para que se permitiera el reingreso a territorio hondureño de Zelaya, lo que le costó el cargo.

Los jueces acusan al Estado hondureño de violentar sus derechos laborales y de libertad de expresión por no estar de acuerdo con el régimen que se impuso tras los hechos del 28 de junio del 2009.

La Corte IDH, con sede en San José, recibió en audiencia oral a Guillermo López y la versión por escrito de los otros tres demandantes, para luego dar paso a la presentación oral de los alegatos de las partes.

"Llegó el día tras cinco años de incertidumbre. El resultado que tenga este juicio no sólo tiene que ver con que se haga justicia, sino que, en el marco de una institucionalidad fracasada, haya reparación y esperanza para el pueblo hondureño", afirmó Chévez en conferencia de prensa.

Los jueces esperan que un resultado a su favor en la Corte IDH también pueda incidir en la conformación de la Corte Suprema de Justicia hondureña.

En la audiencia, la representación de Honduras alegó que los jueces no presentaron en su momento "recursos de amparo" tras sus despidos, a lo que los afectados responden que no era posible en el contexto del golpe de Estado.

La Corte IDH recibirá el próximo 3 de marzo los alegatos escritos de este caso, y se espera que emita una sentencia antes de finalizar el 2015.

Este es el primer caso relacionado con el golpe de Estado en Honduras que llega a conocimiento de la Corte IDH.