Exjefa de policía secreta espera fallo para ver si colabora

María del Pilar Hurtado, exjefa de la policía secreta en el gobierno de Alvaro Uribe, espera el fallo de la Corte Suprema antes de decidir si coopera o no con la justicia en el caso de espionaje en el cual es acusada.

El abogado de la exfuncionaria, Jaime Camacho, dijo el martes que en este momento "no hay ninguna oportunidad jurídica de celebrar un preacuerdo en el proceso de ella ni obtener ningún beneficio", a raíz de la propuesta de beneficios penales que podría otorgarle la Fiscalía si colabora en la investigación.

En diálogo telefónico con The Associated Press, el abogado aseveró que Hurtado, que está en prisión, "va a esperar el fallo" para evaluar si escucha las propuestas de la Fiscalía que, según el vicefiscal Jorge Perdomo, podrían ir desde la detención domiciliaria hasta la suspensión de la pena con una libertad condicional dependiendo de la calidad de la información que eventualmente entregue.

"Cuando salga el fallo ella va a decidir qué hacer", aseguró el jurista.

En diciembre de 2010, Hurtado se asiló en Panamá con el argumento de que en Colombia su vida corría peligro y que no tenía las garantías para someterse a un juicio justo. Pero en mayo pasado la Corte Suprema panameña declaró inconstitucional el asilo otorgado en su momento por parte del gobierno del expresidente Ricardo Martinelli.

El viernes pasado la Interpol libró en contra de Hurtado una circular roja para que se hiciera efectivo su arresto en cualquier parte del mundo por al menos cinco crímenes relacionados con espionaje.

La noche de ese mismo día, la exfuncionaria se presentó en la Embajada de Colombia en Panamá donde fue recibida por funcionarios de la Fiscalía y la Policía. En el amanecer del sábado llegó a Bogotá en calidad de detenida.

La Corte Suprema colombiana está próxima a anunciar el sentido del fallo contra Hurtado, exdirectora del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS). En la misma investigación también fue procesado Bernardo Moreno, quien fuera secretario general del expresidente Uribe (2002-2010).

Uribe se ha quejado de la aparente politización de la Fiscalía. Así mismo ha pregonado su inocencia y ha defendido la probidad de Hurtado.

Desde que la revista bogotana Semana denunció en febrero de 2009 los hechos sobre interceptaciones ilegales a magistrados, periodistas y opositores del gobierno de Uribe, la Fiscalía inició una compleja investigación que ha llevado a prisión a una treintena de exdetectives del DAS, institución que dependía de la Presidencia y que fue cerrada en octubre de 2011 por el gobierno de Juan Manuel Santos debido al escándalo.