Infecciones: la mayor causa de readmisión tras operaciones

Los pacientes de operaciones que terminan regresando al hospital lo hacen sobre todo a causa de infecciones en las incisiones que no se presentan hasta después de ser dados de alta, según un estudio que identificó que el índice de readmisión varía notablemente.

Entre las seis operaciones quirúrgicas más comunes, el menor índice de readmisión fue casi del 4% para las pacientes de histerectomía. La mayor tasa, de casi un 15%, fue para los operados para reencauzar el flujo de sangre en las piernas.

"La mayoría de estas situaciones están relacionadas claramente con la operación, con complicaciones aceptadas y bien conocidas que todos tratamos de reducir", afirmó el doctor Karl Bilimoria, autor principal del estudio y director del Centro de Mejora de la Calidad Quirúrgica de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern.

Bilimoria dijo que los pacientes de operaciones necesitan instrucciones claras con información sobre señales de advertencia y los contactos a quienes pueden acudir de día o de noche si se les presentan al regresar a casa. Los pacientes deben tratarse lo antes posible ante el menor síntoma de infección, afirmó.

Los investigadores analizaron datos del 2012 de 346 hospitales que participan en el programa de mejora de calidad del Colegio de Cirujanos de Estados Unidos. Los resultados fueron publicados el martes en el Journal de la Asociación Médica de Estados Unidos.

El estudio señala que las readmisiones hospitalarias son foco de esfuerzos nacionales para controlar los costos de los hospitales y mejorar la calidad del cuidado a los pacientes.

Las infecciones se deben generalmente a bacterias que penetran en el área de la incisión, a veces provenientes del organismo del mismo paciente, o de instrumental quirúrgico no esterilizado adecuadamente. En los últimos años, los hospitales han reforzado los mecanismos para combatir esos factores.

Pero estas infecciones pueden ser difíciles de evitar y, en la mayoría de los pacientes estudiados, los síntomas no se presentan hasta varios días después de ser dados de alta.

Algunos pacientes son más vulnerables, como los que padecen de enfermedades arteriales en las piernas, que tienen escaso flujo sanguíneo y a menudo otras dolencias.

La infección en las incisiones fue el motivo de más de una de cada tres readmisiones no planeadas y por lo menos en uno de cada cuatro que se sometieron a histerectomía, reparación de hernia abdominal o cirugía colorrectal. Entre los pacientes de reemplazo de cadera o rodilla, fue el motivo de casi una de cada cinco readmisiones, y para los pacientes de cirugía por obesidad, poco más del 11% de readmisiones.

El doctor Lucien Leape, prominente partidario de la seguridad del paciente y profesor en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, dijo que las infecciones en las incisiones rara vez son falta del paciente.

"Hay que buscar el motivo en lo que ocurre en el quirófano", dijo League, que escribió un editorial en el Journal.

Señaló que algunas operaciones pocas veces producen infecciones y que la solución podría radicar en que otros cirujanos observen esas operaciones. "Vayan allí y copien lo que hacen los mejores", afirmó. "Hay buenas evidencias de que eso da resultado".