Manziel, de Browns, ingresa a programa de rehabilitación

Johnny Manziel ingresó a un programa de rehabilitación por un problema no precisado, informó el lunes un asesor del quarterback de los Browns de Cleveland.

La decisión, anunciada por el asesor en un comunicado que emitió el equipo, sigue a una turbulenta campaña de novato por parte de Manziel en la NFL.

"Johnny sabe que hay aspectos en los que necesita mejorar para ayudarse como miembro de una familia, amigo y compañero, de modo que decidió dar este paso en su vida durante el receso entre temporadas", indicó el asesor de Manziel, Brad Beckworth.

Añadió que el mariscal de campo, ganador del Trofeo Heisman, ingresó la semana anterior a una instalación no precisada, para seguir el programa. Añadió que la familia de Manziel ha solicitado respeto a su privacidad en tanto se reincorpora al equipo.

El comunicado no indicó los motivos por los que Manziel requiere tratamiento. Sin embargo, la afición del quarterback de 22 años por las juergas es conocida desde su época colegial. Medios formales y redes sociales han dado cuenta por igual sobre las correrías del jugador por locales nocturnos.

No se reveló la ubicación del centro donde Manziel se someterá a la rehabilitación.

El gerente general de los Browns, Ray Farmer, dijo en un comunicado que el equipo respalda plenamente a Manziel y respeta su iniciativa para seguir un tratamiento. El club respetará la privacidad del quarterback durante este proceso, aseguró Farmer.

"La salud y el bienestar de nuestros jugadores siempre serán lo más importante para los Browns de Cleveland", destacó Farmer. "Luchamos continuamente para fomentar un ambiente de apoyo y proporcionar los recursos apropiados, con un enfoque primordial en el individuo y no sólo en el jugador de fútbol americano".

En mayo, después de que los Browns lo reclutaron en la primera ronda del "draft", Manziel apareció en varias fotos en las que bebía alcohol durante viajes de fin de semana a Las Vegas.

Jugó su primer partido de inicio el 14 de diciembre, ante Cincinnati. Lució impreparado, lanzando para dos intercepciones, y los Browns cayeron por una paliza de 30-0.

A la semana siguiente, en Carolina, se lastimó un muslo en un acarreo antes del medio tiempo, y fue reemplazado por Brian Hoyer, quien había comenzado la campaña.

Los Browns lo multaron por no presentarse a un tratamiento médico antes del último partido de la temporada, en Baltimore. Manziel prometió que cambiaría durante la próxima campaña, y se disculpó con los fanáticos y con sus compañeros por ser una distracción.

Pero horas después de disculparse, apareció en fotos tomadas en Miami Beach. En los días posteriores, otras imágenes en la red Instagram lo mostraron en un club nocturno en Houston y en otro en Aspen, Colorado.