Caribe: Cuba sigue mal y Venezuela amarga al anfitrión

Pese a reforzarse con un pelotón de jugadores de la selección nacional, Cuba volvió a tropezar en la Serie del Caribe. Venezuela, en tanto, amargó la fiesta del anfitrión Puerto Rico en la jornada inaugural el lunes del clásico del béisbol regional.

En el primer juego, un sencillo impulsor del emergente Walter Ibarra en el séptimo inning rompió el empate y los Tomateros de Culiacán le dieron a México la victoria 2-1 sobre Pinar del Río de Cuba.

Por la noche, una solvente labor monticular del derecho Daryl Thompson junto a la ofensiva de Niuman Romero y Alexi Amarista, que remolcaron dos carreras cada uno, condujeron a los Caribes de Anzoátegui de Venezuela a una victoria 5-2 sobre los anfitriones Cangrejeros de Santurce de Puerto Rico.

Después de más de medio siglo de ausencia de la Serie del Caribe, los cubanos reaparecieron en la edición que se disputó el año pasado en Isla Margarita, Venezuela. Villa Clara quedó último con apenas una victoria en cuatro partidos.

En procura de revertir la suerte, Pinar del Río se reforzó con 16 jugadores, sobresaliendo los estelares Yulieski Gourriel, Alfredo Despaigne y Frederich Cepeda

Pero debutaron con el pie derecho en el estadio Hiram Bithorn de la capital puertorriqueña. Dejaron escapar una ventaja inicial y cayeron ante los Tomateros, que buscan darle a México su tercer título en el torneo y el tercero en cuatro ediciones.

El mánager cubano Alfonso Urquiola se mostró inconforme con el rendimiento de su equipo.

"Nosotros esperamos más de nuestro equipo", dijo Urquiola. "Uno nunca quiere perder pero hay que darle mérito al contrario que jugó mejor. El juego prácticamente se decidió en una jugada de selección a tercera base que nos costó".

Con el juego igualado 1-1, Issmael Salas inició el séptimo episodio para México con boleto del relevista Jonder Martínez, llegó a la intermedia por sacrificio de Dave Sappelt y luego anotó con el batazo de Ibarra contra Liván Moinelo.

"No sentí presión. No me sentí confiado, pero estaba relajado. Ya me había hablado Benjamín (Gil, el dirigente de México) de la situación", dijo Ibarra.

La novena mexicana necesitó solo tres hits para alzarse con un partido que estuvo marcado por el dominio de los lanzadores abridores --Freddy Álvarez por Cuba y Anthony Vásquez por México-- y el buen desempeño defensivo.

Cuba fue el primero en anotar al rayar una en el cuarto capítulo mediante un sencillo remolcador de Cepeda que trajo a Gourriel.

México niveló las acciones en el sexto sin conectar un inatrapable. La carrera entró en los pies de Rico Noel, en una jugada de selección, luego que Joey Meneses bateó para doble play al batear un rodado por la antesala.

Venezuela logró su victoria gracias al pitcheo de Thompson, quien inició y se mantuvo durante seis entradas completas, permitiendo tres hits y una carrera. Perdió el zurdo Giovanni Soto.

Los Caribes abrieron el marcador con un racimo de tres carreras en la parte alta del tercer tramo. Gorkis Hernández negoció boleto y se acomodó en segunda con sencillo de José Gil. Con hombres en primera y segunda sin outs, Niuman Romero se sacrificó para adelantar los corredores. Acto seguido, Ehire Adrianza conectó sencillo que permitió la anotación de Hernández.

Alexi Amarista vino a batear y conectó un triple que barrió las bases.

Puerto Rico descontó en el cierre del inning con un sencillo de Jorge Padilla que remolcó a Reymond Fuentes.

Los Caribes ampliaron su ventaja en la apertura del cuarto capítulo, gracias a un doble impulsor de dos carreras de Romero que colocó 5-1 la pizarra.

Puerto Rico intentó una reacción en el cierre de la novena entrada, pero solo pudo anotar una vez.

"Este fue un juego que todo manager quisiera tener, en el que el pitcheo y la defensa prevaleció, (y también) el bateo oportuno", destacó el estratega venezolano Omar López.

Por su parte, el dirigente de Puerto Rico Eduardo Pérez reconoció el dominio de los lanzadores de Venezuela. "Lanzaron muy bien, hicieron un reporte de scouting muy bien e hicieron los lanzamientos que tenían que hacer", indicó.

El martes jugarán a primera hora Cuba y República Dominicana, y luego lo harán Puerto Rico y México.