NY endurece medidas contra fraude migratorio

Las autoridades neoyorquinas avisaron el lunes de que aquellos que planeen engañar a inmigrantes interesados en acogerse al alivio migratorio del presidente Barack Obama lo tienen difícil en el estado: acaba de entrar en vigor una nueva ley que permitirá a víctimas demandar en corte a los cometan fraude migratorio, que también serán castigados con multas más altas.

Funcionarios federales, estatales y locales dijeron que la nueva ley crea en Nueva York una nueva categoría de delito, el de fraude migratorio, lo que ayudará a distintos organismos gubernamentales a combatirlo y a las víctimas gozar de más protecciones.

Hasta ahora, las personas que se aprovechaban de inmigrantes haciéndose pasar por abogados de inmigración y robándoles su dinero eran simplemente acusadas de fraude. Ahora, serán penalizados con cargos más específicos, que elevan el crimen a la categoría de delito grave.

"Los inmigrantes se convierten a menudo en víctimas debido a su vulnerabilidad y debido a su miedo a contactar con las autoridades. Con esta nueva iniciativa nos enfocamos en prevenir eso", dijo el fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance, durante una rueda de prensa en Nueva York.

La nueva ley cobra especial importancia ahora, a tan solo días de que jóvenes inmigrantes puedan solicitar acogerse a una ampliación de un programa de suspensión temporal de deportaciones que se inició en el 2012. El arranque del programa impulsará a los jóvenes a buscar abogados que les ayuden a rellenar el papeleo necesario para acogerse a la medida. Se espera entonces que los delitos de fraude migratorio aumenten en los próximos meses.

Según la Comisión Federal de Comercio, hubo más de 890 quejas de fraude migratorio en Estados Unidos en el 2013, con al menos 100 de ellas registradas en el estado de Nueva York.

Uno de los casos más sonados se cerró en julio, cuando el estado llegó a un acuerdo judicial para recompensar con 2,2 millones de dólares a víctimas de La Fundación Internacional de Inmigrantes, Inc. y la Asociación Profesional Internacional, Inc., ambas en Nueva York, y acusadas de engañar a inmigrantes asegurándoles que les ayudarían a obtener tarjetas de residencia y la ciudadanía estadounidense cuando en realidad no prestaban esos servicios y se quedaban con el dinero de las víctimas.

En mayo inmigrantes que han vivido en el país durante más de cinco años y tienen hijos estadounidenses o residentes permanentes también podrán solicitar ampararse a un programa de alivio migratorio que suspendería temporalmente su deportación y les entregaría un permiso de trabajo.

Bajo la nueva ley contra fraude migratorio, las víctimas podrán demandar a sus supuestos estafadores en las cortes y una línea telefónica de ayuda será ampliada.

_______________________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens