Wall Street cierra al alza gracias a títulos de energía

Un repunte hacia el final de la jornada encabezado por emisoras del sector de energía empujó el lunes los precios de las acciones negociadas en la Bolsa de Valores de Nueva York, después que el mercado osciló entre ganancias y pérdidas pequeñas durante la mayor parte del día.

Las acciones abrieron al alza, después se movieron a la baja y luego repuntaron, mientras los inversionistas parecían incapaces de decidirse. Un par de reportes débiles sobre la economía de Estados Unidos alimentó la incertidumbre. Los precios del petróleo terminaron con ganancias por tercera sesión consecutiva, y las emisoras de las grandes productoras de crudo repuntaron. Los 10 sectores industriales que conforman el índice Standard and Poor's 500 registraron avance.

Exxon Mobil subió 2,5% después de reportar resultados mejores a lo esperado. Chevron ganó 3,4%; ambas compañías son factores del promedio industrial Dow Jones.

El mercado obtuvo impulso al inicio de la sesión tras el repunte de los mercados bursátiles europeos luego de comentarios reconfortantes de Francia sobre los esfuerzos de Grecia para atemperar los términos de su programa de rescate financiero.

A media mañana, un reporte mensual que es observado de cerca reveló que la producción manufacturera de Estados Unidos creció el mes pasado a su ritmo más bajo en un año. Además, el Departamento de Comercio reportó que el gasto del consumidor bajó marginalmente en diciembre al disminuir las compras de vehículos y debido a que los estadounidenses decidieron ahorrar en lugar de gastar.

La diferencia entre el nivel más alto y el más bajo en el S&P 500 fue de 2% en el día, más del doble del movimiento promedio en los últimos dos años.

"El mercado aún no ha encontrado una zona de confort", dijo Howard Silverblatt, analista en S&P Dow Jones Indices. "La volatilidad fue tan baja y prolongada que nos acostumbramos a ella".

El índice S&P 500 subió el lunes 25,86 puntos, o 1,3%, a 2.020,85. El Dow Jones agregó 196,09 unidades, o 1,1%, a 17.361,04. El indicador compuesto Nasdaq ganó 41,45 puntos, o 0,9%, a 4.676,69

El precio de petróleo estadounidense de referencia ha caído más de 50% en los últimos siete meses, amenazando las utilidades de las compañías de energía y perturbando a los inversionistas.

Además, los inversionistas están nerviosos después de las elecciones en Grecia, donde el partido Syriza, el cual se opone a las medidas de austeridad, salió triunfador. Por otro lado, están cayendo los precios en Europa y está disminuyendo el ritmo de crecimiento de la economía de China, la segunda más grande del mundo.

Sumándose a las preocupaciones, un reporte del viernes indicó que la economía estadounidense creció a una tasa anual de 2,6% en el cuarto trimestre, casi a la mitad con respecto al trimestre previo y a un ritmo inferior al esperado por los economistas.

"Estados Unidos ha podido mantener el paso a pesar de lo que está ocurriendo en el resto del mundo", dijo el estratega de mercado Bill Strazzullo, de Bell Curve Trading, después de que salió el reporte de producción manufacturera. "Pero ahora parece que existe un poco de contagio", agregó.

El precio del petróleo estadounidense subió el lunes 1,33 dólares para cerrar en 49,57 dólares por barril en Nueva York, su nivel más alto en casi un mes. El petróleo Brent del Mar del Norte, una referencia para crudos internacionales utilizados por muchas refinerías en Estados Unidos, aumentó en Londres 1,76 dólares, a 54,75 dólares por barril.

Las compañías de energía ganaron 3%, siendo las de mejor desempeño entre los sectores del S&P 500. Entre las de mayor ganancia estuvieron Denbury Resources, con repunte de 12%, y Chesapeake Energy, que ganó 7%.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 1,67%.