Piden 3 años de prisión para ejecutiva de Korean Air

Fiscales surcoreanos pidieron el lunes tres años de prisión para una ex directiva de la aerolínea Korean Air acusada de poner en peligro la seguridad del vuelo debido a una rabieta por la forma como le sirvieron unas nueces.

Cho Hyun-ah, hija del presidente de Korean Air, se declaró inocente de cuatro cargos, defendió sus acciones como producto de su entrega al trabajo y dijo que la tripulación de primera clase no seguía las normas establecidas.

Cho ordenó al jefe de la tripulación de cabina el 5 de diciembre que bajara del avión y obligó a la nave a regresar a la puerta de partida en el Aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. Estaba furiosa porque le sirvieron las nueces en una bolsa en lugar de un plato. Park Chang-jin, el jefe de la tripulación, dijo que Cho trataba a los empleados como "esclavos feudales".

La conducta de Cho causó furor en Corea del Sur, un país donde la economía es dominada por conglomerados familiares conocidos como chaebol, que suelen comportarse al margen de la ley.

La fiscalía pidió dos años de prisión para Yeo Woon-jin, directivo de Korean Air acusado de presionar a la tripulación para encubrir el incidente y mentir a los investigadores del Ministerio de Transporte. Pidió la misma pena para Kim Woon-sub, funcionario del Ministerio de Transporte y ex directivo de Korean Air acusado de filtrar secretos sobre la investigación.

Los fiscales dijeron que Cho encabezó los esfuerzos sistemáticos de la aerolínea por encubrir el incidente, obligar a los empleados a mentir a los investigadores y desacreditar y culpar a Park.

El veredicto del panel de tres jueces está previsto para las próximas semanas, antes del comienzo de los feriados del año nuevo lunar. Cho está presa desde el 30 de diciembre.