Grupo: Gobierno egipcio oculta muerte de manifestantes

El grupo defensor de los derechos humanos Amnistía Internacional acusó el domingo a las autoridades egipcias de intimidar a testigos y ocultar pruebas para encubrir la participación de las fuerzas armadas en la muerte de más de dos decenas de personas durante manifestaciones celebradas la semana pasada.

La organización con sede en Londres dijo que al menos 27 personas murieron en un período de tres días durante manifestaciones conmemorando el cuarto aniversario de la insurrección contra el dictador Hosni Mubarak. Señaló que la policía utilizó fuerza excesiva o no disolvió enfrentamientos entre manifestantes y residentes.

Entre las víctimas estuvo Shaimaa el-Sabbagh, una madre de 32 años, cuya muerte por un balazo mientras la policía dispersaba una pequeña manifestación pacífica fue grabada. Una manifestante de 17 años y un niño de 10 años murieron durante enfrentamientos con la policía en El Cairo y Alejandría. Dos agentes de seguridad murieron en los incidentes violentos.

Basándose en testimonios de manifestantes, abogados, testigos e imágenes de video, Amnistía Internacional señaló que fuerzas de seguridad utilizaron fuerza excesiva, disparando frecuentemente gas lacrimógeno, perdigones y en ocasiones balas "de manera aleatoria contra multitud de manifestantes y transeúntes que no representaban ninguna amenaza".

El grupo agregó que entre los manifestantes había algunos armados.

"Imágenes aterradoras de manifestantes muriendo en las calles de El Cairo probablemente se repetirán con regularidad, dado el total fracaso de las autoridades para llevar ante la justicia a las fuerzas de seguridad por violaciones de los derechos humanos", subrayó Amnistía Internacional.

El organismo dijo que cientos de manifestantes fueron perseguidos y colocados en instalaciones de detención informales. Señaló que algunos no tuvieron acceso a un abogado durante más de 24 horas, lo que supone una violación a la ley egipcia.

Amnistía dijo que fiscales ordenaron la detención de testigos de la muerte de el-Sabbagh por participar en manifestaciones no autorizadas, una medida que, añadió, fue al parecer para intimidarlos. Una abogada en el caso el-Sabbagh dijo que un miembro de alto rango de su partido político fue detenido y tratado como sospechoso a pesar de que se presentó a testificar.

Amnistía Internacional agregó que no hay investigaciones independientes sobre la violencia y que ningún funcionario ha sido interrogado o presentado ante la justicia.

Funcionarios egipcios no comentaron de inmediato sobre el reporte. Las autoridades dicen que están empleando medidas de fuerza contra protestas violentas que buscan desestabilizar al país, en momentos en que enfrentan un aumento de ataques de insurgentes.