Jordania renueva oferta de intercambio para liberar a piloto

Jordania renovó el domingo una oferta para intercambiar a una presa de al-Qaida por un piloto militar de combate retenido por el grupo Estado Islámico, un día después de la publicación de un video que supuestamente mostraba a insurgentes decapitando a un rehén japonés.

Los destinos del piloto, el teniente Muath al-Kaseasbeh, y el periodista japonés Kenji Goto, estuvieron vinculados antes. La grabación de la decapitación no menciona al militar, aumentando los temores por su vida.

La milicia extremista pidió la semana pasada la liberación de Sajida al-Rishawi, que se enfrenta a una pena de muerte por ahorcamiento por su participación en un triple atentado contra un hotel de Amán en 2005.

Jordania ofreció entonces la liberación de la presa a cambio del piloto, pero los extremistas no dijeron en ese momento si estaban considerando el acuerdo. Un mansaje de audio publicado la semana pasada, supuestamente por el grupo Estado Islámico, dijo que el militar sería asesinado si la rea, Sajida al-Rishawi, no quedaba el libertad el jueves.

El plazo expiró luego de que Jordania dijese que no podía dejar en libertad a al-Rishawi sin tener pruebas de que el piloto seguía vivo. Al última hora del sábado, cibersitios de insurgentes publicaron un video que presuntamente muestra la decapitación de Goto.

El portavoz del gobierno jordano, Mohammed al-Momani, dijo a la Associated Press el domingo que "seguimos estando dispuestos a la entrega" de al-Rishawi a cambio del piloto.

Antes, la agencia estatal de noticias Petra le citó diciendo que Jordania está trabajando para confirmar que el militar "sigue vivo y asegurar su liberación y regreso a Jordania".

Al-Momani dijo también que su país no escatimó esfuerzos para conseguir la liberación de Goto.

Mientras, familiares del piloto pidieron al gobierno que sea más abierto sobre las negociaciones para su liberación.

"Queremos que el gobierno nos diga la verdad", dijo Yassin Rawashda, tío del piloto.

Dijo que su familia no pedía un informe completo, sino que quería saber si los esfuerzos para su liberación iban "en una dirección positiva o no".

El padre del militar, Safi al-Kaseasbeh, dijo que está preocupado pero que confía en el gobierno.

"Por supuesto, estoy preocupado", dijo en una entrevista telefónica. "Es mi hijo. Siempre estoy preocupado por él y cualquier noticia hace que me preocupe más".

Según informaciones, Jordania estaría llevando a cabo negociaciones indirectas y fuera del ojo público a través de líderes tribales en el vecino Irak.

Al-Kaseasbeh fue capturado en diciembre cuando el F-16 que pilotaba se estrelló cerca de la capital de facto de los territorios en manos del grupo Estado Islámico. La milicia controla cerca de un tercio de Siria y el vecino Irak, zona en la que ha declarado un califato.

___

Los periodistas de Associated Press Mohammed Daraghmeh en Ramala, Cisjordania, y Maamoun Youssef en El Cairo contribuyeron a este despacho.