COI: protestas no afectan la candidatura de Boston

De visita para el Súper Bowl, el presidente del Comité Olímpico Internacional posó para una fotografía con el comisionado Roger Goodell.

"Tuve un balón en mis manos, y lo estaba verificando", afirmó Thomas Bach. El veredicto: no estaba desinflado.

Con ello aludía a la reciente confirmación de la NFL de que a los balones que utilizaron los Patriots en la final de la Conferencia Americana les faltaba aire. Nueva Inglaterra eliminó a los Colts de Indianápolis.

Si los líderes del movimiento olímpico estadounidense se salen con la suya, Bach estará de vuelta en Estados Unidos para hacer más inspecciones en un futuro cercano.

Boston busca obtener la sede de los Juegos Olímpicos de 2024 en medio de algunas preocupaciones de que un grupo de protesta pudiera obstaculizar la candidatura. Pero Bach dijo que es muy pronto como para alarmarse.

"Si alguien hace una pregunta, ello no significa que haya oposición", afirmó Bach en una entrevista el sábado. "Y si Boston llegara y dijera 'tenemos un respaldo del 100%', ello haría que su candidatura se viera sospechosa".

El Comité Olímpico de Estados Unidos eligió a Boston anteriormente este mes por encima de San Francisco, Los Ángeles y Washington, una decisión sorpresiva que podría requerir más trabajo para presentar al candidato estadounidense al mundo.

La sede de las Olimpiadas de 2024 será anunciada en dos años. En la actualidad, Roma es la única otra ciudad que se ha postulado, pero se espera que una urbe alemana --Hamburgo o Berlín-- también participe.

Bach es invitado de la cadena NBC, que televisará el Súper Bowl del domingo y que recientemente firmó un acuerdo por 7.750 millones de dólares con el fin de conservar los derechos para transmitir en Estados Unidos los Juegos Olímpicos hasta 2032.