Papa: No hay que olvidar fugacidad de la vida

El papa Francisco encabezó un servicio de oraciones en la Basílica de San Pedro en vísperas de Año Nuevo, y aprovechó su homilía para recordar el carácter efímero de la vida.

El pontífice dijo: "¡Cómo nos gusta estar rodeados de fuegos artificiales!, en apariencia tan hermosos, pero que en realidad duran apenas unos minutos".

Como humanos, dijo, hay "un tiempo para nacer y un tiempo para morir" y el Año Nuevo es también tiempo para reflexionar sobre nuestra mortalidad, "el final del sendero de la vida".

Más adelante, el papa de 78 años desafió el frío de la noche para admirar la escena del Nacimiento en la Plaza de San Pedro. Durante 20 minutos, Francisco caminó por la plaza estrechando manos de feligreses.