China: 35 muertos y 46 heridos en estampida

Una estampida registrada durante las celebraciones de Año Nuevo causó la muerte de 35 personas en Shanghái, informaron autoridades municipales el jueves.

En un comunicado, el gobierno de Shanghái dijo que otras 46 personas recibían atención hospitalaria, 14 de las cuales tenían lesiones de gravedad, después del caos que se registró una media hora antes de la medianoche.

La agencia oficial de noticias Xinhua reportó que un testigo dijo que las personas trataban de tomar cupones que parecían billetes de dólar que eran arrojados desde una ventana en un tercer piso. La agencia dijo que la causa de la estampida sigue bajo investigación.

En uno de los hospitales donde se atendía a los heridos, la policía llevó fotos de los fallecidos a quienes no pudo identificar, lo que causó que decenas de familiares que aguardaban noticias se apiñaran alrededor de la mesa. No todos podían mirar. Una mujer joven que miró las fotos que alguien tomó con un celular rompió a llorar.

Una vendedora de veintitantos años que se negó a dar su nombre dijo que había estado celebrando el Año Nuevo con tres amigos. "Escuché a gente gritar, alguien se cayó, la gente gritaba 'no corran''', relató. Dijo que no había podido localizar a unos de sus amigos. "Había demasiada gente y no podría mantenerme de pie".

Xinhua dijo que los hechos ocurrieron en la Plaza Chen Yi, que se ubica en el área ribereña de la ciudad conocida como Bund, una avenida con edificios de arquitectura art decó de las décadas de 1920 y 1930, cuando Shanghái era sede bancos internacionales y casas de bolsa. El área suele atestarse de espectadores durante eventos importantes.

La mañana del jueves, decenas de oficiales de policía resguardaban el área y los turistas seguían visitando la plaza, un pequeño prado dominado por la estatua de Chen Yi, el primer alcalde comunista de la ciudad.

La policía montó guardia en el Hospital Popular No. 1 de Shanghái, donde se atendió a un gran número de lesionados. Familiares desesperadores habían tratado de abrirse paso en el hospital, de acuerdo con fotografías de la prensa estatal. Los guardias tuvieron que usar una banca para mantenerlos a raya.

La gente que no pudo ponerse en contacto con amigos o familiares fue al hospital. Un hombre que sólo dio su apellido, Wu, dijo que había viajado de la provincia sureña de Jiangxi a Shanghái el jueves por la mañana para buscar a su amiga de 23 años de edad. La joven había ido a la ciudad a celebrar en el Bund con otro amigo, pero uno de sus teléfonos estaba apagado y el otro estaba extraviado y había sido entregado a la policía.

CCTV America, la versión estadounidense de la televisora estatal China Central Television, publicó un video de las calles de Shanghái después de la estampida, en el que se pueden ver pilas de zapatos entre los despojos.

Una fotografía del lugar difundida por la agencia estatal de noticias china Xinhua muestra a por lo menos una persona haciendo compresiones sobre el pecho de un hombre sin camisa, mientras otras personas yacen tiradas cerca. Otra imagen muestra la zona acordonada por la policía.

"Estábamos escaleras abajo y queríamos subir, y quienes estaban escaleras arriba querían bajar, así que fuimos empujados por las personas que venían de arriba", dijo un hombre lesionado a Shanghai TV. "Todos los que querían subir se cayeron en las escaleras".

La semana pasada, el periódico Shanghai Daily reportó que el tradicional conteo de fin de año en Bund, que normalmente atrae a unas 300.000 personas, había sido cancelado, al parecer por problemas de control de multitudes. El reporte decía que se realizaría una versión "achicada" del evento, pero que no estaría abierta al público.

La estampida parece haberse registrado cerca de esa área.

"Algunas personas se han caído", advirtió la policía de Shanghái en Weibo, un servicio similar a Twitter, y exhortó a los asistentes a obedecer a las autoridades y dejar el lugar sin empujarse.

El gobierno de la ciudad de Shanghái difundió fotos por internet en las que el alcalde acude al hospital local a visitar a las víctimas.

Mientras tanto, la historia más importante en el portal web de Xinhua no era la estampida, sino el mensaje de Año Nuevo del presidente Xi Jinping. La historia de la estampida en chino seguía ocupando sólo dos párrafos en el portal de Xinhua horas después de los hechos.