2014: Un año poco impresionante en taquilla

El 2014 pasará en la historia de Hollywood como un incidente menor taquilla o el primer acto del drama de la nueva era digital.

Cuando se hagan los últimos balances del año el miércoles, se espera que los ingresos totales en taquilla sean, de acuerdo con la firma Rentrak, de cerca de 10.400 millones de dólares, 5,2% menos del récord de 10.900 millones de 2013. En sí la diferencia no es algo que preocupe mucho a Hollywood. Al final de cuentas la industria logró superar la barrera de los 10.000 millones en ingresos y el año era considerado como un bache entre dos años mejores. Por si fuera poco, varios estrenos que podrían haber mejorado el resultado se pospusieron, el caso más destacado fue el de "Furious 7" ("Rápidos y furiosos 7") tras la muerte de Paul Walker y "The Good Dinosaur" de Pixar.

Pero también hubo señales que llevan a los problemas de largo plazo para los cines. Un estudio de Nielsen encontró que la asistencia de estadounidenses de entre 12 y 24 años se redujo un preocupante 15% en los primeros nueve meses del año en comparación con los primeros meses en 2013. La cifra total de boletos vendidos, una estadística importante que no se ve afectada por el aumento de los precios, se redujo a 1.260 millones, esto quiere decir que menos gente fue al cine en 2014 que en las últimas dos décadas.

El golpe se sintió más entre los exhibidores en Norteamérica, donde las ganancias se redujeron drásticamente para las dos principales cadenas del país Regal Cinemas y AMC Theatres. Para ponerle sal a la herida, las cadenas de cines quedaron como las villanas ante la crisis de "The Interview" cuando el director general de Sony Pictures Michael Lynton las culpó por la cancelación de las funciones de la cinta.

Sin embargo, en medio de la mezcla normal de películas taquilleras ("Guardians of the Galaxy", "The Lego Movie", "Gone Girl") y fracasos ("Transcendence", "The Legend of Hercules", "A Million Ways to Die in the West"), las ventas para los estudios fueron regulares, aunque quizá sólo un poco menos espectaculares.

Universal Pictures, por ejemplo terminó en quinto lugar en ingresos totales entre los seis principales estudios, pero su encargado de distribución Nikki Rocco dijo que fue "el año más rentable en la historia de Universal Pictures". El estudio tuvo éxito con varias películas de presupuesto modesto. Todos sus estrenos de 2014, incluyendo "Neighbors", "Lucy" y el éxito navideño "Unbroken", se hicieron con menos de 70 millones de dólares.

Mientras tanto las fuerzas del cambio parecen estarse sumando. Netflix se asoció con Weinstein Co. para estrenar la siguiente película de "Crouching Tiger, Hidden Dragon" y con Adam Sandler para una serie de películas. El estreno digital de la farsa norcoreana de Seth Rogen "The Interview" (que recaudó 15 millones de dólares en sus primeros cuatro días) demostró que los estudios están dispuestos a probar modelos de estreno alternativo, incluso si eso implica molestar a los exhibidores.

"No diría que estamos en la cúspide de un cambio radical, pero creo que la industria en total necesita encontrar maneras de aumentar las fuentes de ingreso y cambiar la sincronización de los estrenos es parte de cómo hacer crecer a la industria", dijo Rocco quien se retirará cuando concluya el año. "Todos tienen que analizarlo, porque el mundo ha cambiado".

Los cines han comenzado a adaptar nuevas técnicas para avivar el interés del público. A finales de año AMC y MoviePass comenzaron a ofrecer una subscripción mensual en varias ciudades, una especie de Spotify para el cine.

Gran parte del negocio de los cines se trata ahora de hacer series de películas, y en 2014 surgieron varias series posiblemente lucrativas. Ya hay planes para otras tres películas de "Lego", una más para "Guardians" y otra para "Big Hero 6". De las 10 películas más taquilleras de 2014 sólo una era completamente original, la aventura espacial de Christopher Nolan "Interstellar".

Disney sigue siendo la líder en cuanto a series de películas gracias a sus enormes asociaciones con Marvel, Pixar y Lucasfilm. El próximo año "The Avengers: Age of Ultron" y "Star Wars: The Force Awakens" tienen prácticamente asegurado generar miles de millones de dólares. Se sumarán a una impactante lista de estrenos para 2015 que incluye a "Jurassic World," la última película de "Hunger Games" ("Juegos del hambre") y nuevas entregas de "Terminator" y "Mission Impossible" ("Misión imposible").

"Las películas del próximo año parecen especialmente fuertes y podrían lograr el año con el mayor ingreso en taquilla de la historia", dijo el analista especializado de Rentrak Paul Dergarabedian. "Estaremos contentos al cerrar los libros contables de 2014 y abrir los de 2015".

A Dergarabedian le anima ver que los estudios "emprendan la marcha del modelo de negocios de un año de 52 semanas". Warner Bros. ha sido uno de los estudios que ha propugnado por que se estrenen las grandes películas taquilleras fuera de las fechas clásicas, como "Lego" que llegó en primavera y también ha programado su "Batman v. Superman: Dawn of Justice" para marzo de 2016.

Pero Warner Bros., quien suele ser la líder en el mercado, quedó detrás de 20th Century Fox y Disney en 2014. Aunque tuvo un buen cierre de año gracias a "The Hobbit: The Battle of the Five Armies" ("El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos") varias de sus cintas fracasaron como "Blended" y "Winter's Tale". El director general de Warner Bros. Kevin Tsujihara anunció despidos en septiembre.

Jeff Goldstein, director de distribución doméstica para Warner Bros., dijo que el estudio sigue comprometido con una gran variedad de películas: "Kevin Tsujihara está dispuesto a incrementar esto así que estamos realmente comprometidos a una oferta amplia de películas", dijo.

Gran parte de lo que impulsa el optimismo son los mercados extranjeros. El mayor éxito a nivel internacional, "Transformers: Age of Extinction", se estrenó en China, donde el mercado de importación (compuesto en su mayoría por películas de Hollywood) creció casi 50% con respecto a 2013. Tan solo eso compensa la caída de 5% en Norteamérica.