Palestinos ingresarán a CPI

Dolidos por su derrota en el Consejo de Seguridad de la ONU, los palestinos anunciaron el miércoles que serán parte de la Corte Penal Internacional para tratar que se presenten cargos por crímenes de guerra contra Israel.

La medida del presidente palestino Mahmud Abás creó el escenario para un enfrentamiento diplomático con Estados Unidos y suscitó una respuesta enfurecida en Israel.

"La que necesita temer a la Corte Penal Internacional en La Haya es la autoridad palestina, que tiene un gobierno de unidad con Hamas, una organización terrorista como (el grupo Estado Islámico) que comete crímenes de guerra", dijo el primer ministro Benjamín Netanyahu en un comunicado.

Netanyahu dijo que los soldados israelíes son "el ejército más moral en el mundo" y dijo que el país emprenderá "medidas en represalia" no especificadas.

El vocero del Departamento de Estado estadounidense Edgar Vázquez dijo que su país se opone fuertemente a la medida y advirtió que sería "contraproducente y no logrará nada para las aspiraciones del pueblo palestino para un estado soberano e independiente".

"Dañará gravemente la atmósfera con el pueblo con el que necesitan hacer las paces al final de cuentas", dijo Vázquez en un comunicado.

Abás ha sufrido mucha presión en su país para emprender una acción contra Israel tras meses de tensiones por la caída de las negociaciones de paz, una guerra de 50 días entre Israel y los milicianos palestinos en Gaza, una serie de ataques mortales de los palestinos contra objetivos israelíes y las restricciones de los israelís a los palestinos para acceder a un importante sitio sagrado de los musulmanes en Jerusalén. La derrota del martes en el Consejo de Seguridad aumentó aún más la presión sobre Abás.

"Queremos denunciar que hay agresión contra nosotros y contra nuestro territorio. El Consejo de Seguridad nos decepcionó", dijo Abás en una reunión de líderes palestinos en Cisjordania.

Abás había amenazado con unirse a la Corte Penal Internacional si la resolución del Consejo de Seguridad fracasaba. Los palestinos habían pedido al consejo establecer un límite de tres años para que Israel se retirara de todos los territorios ocupados que reclaman los palestinos.

Tras dos décadas de negociaciones de paz fracasadas, los palestinos están desilusionados y decidieron buscar reconocimiento internacional de su independencia ante varios organismos internacionales. Aunque esta campaña no cambia su situación en el territorio, los palestinos creen que un gran apoyo internacional presionará a Israel para permitir la creación de un estado palestino en Cisjordania, la Franja de Gaza y el este de Jerusalén.

Israel, que capturó las tres zonas en 1967, dice que la independencia palestina sólo se puede lograr negociando y se opone a la campaña diplomática de los palestinos como un intento por omitir las negociaciones.

La campaña palestina tuvo un gran logro en 2012 cuando Palestina fue admitida en la Asamblea General de la ONU como un estado observador. Aunque no son miembros, el reconocimiento le dio a los palestinos la autoridad para entrar a decenas de tratados y agencias internacionales.

Pero recurrir a la Corte Penal Internacional es un cambio de política que lleva las relaciones de Abás con Israel de tensas a abiertamente hostiles. Abbas había amenazado con ingresar a la corte desde 2012, pero se contuvo ante la presión estadounidense e israelí. Los palestinos pueden usar la corte para revisar la legalidad de la construcción de asentamientos israelíes en su territorio ocupado y para buscar que se celebren juicios por crímenes de guerra vinculados con las acciones del ejército.

___

El periodista de The Associated Press Matthew Lee en Washington contribuyó con este despacho.