Las Vegas pudiera esperar Año Nuevo con nieve

Un coordinador de fuegos artificiales tiene un pedido para la Madre Naturaleza en esta ciudad de espectáculos deslumbrantes: Si vas a traer nieve en vísperas de Año Nuevo, que pase en el momento perfecto, justo antes de la medianoche, cuando comienza su espectáculo desde Las Vegas Strip.

Phil Grucci, presidente director creativo de Fireworks by Grucci, habló del gélido pronóstico meteorológico el martes en la azotea del hotel-casino Treasure Island, uno de siete techos en los que 70 trabajadores han estado preparando el espectáculo desde el 26 de diciembre.

Y si va a nevar, sería bueno que parase antes que finalice el espectáculo, dijo.

Al igual que vastas secciones del oeste de Estados Unidos, las Vegas se prepara para temperaturas inusualmente frías en el final del 2014 y el inicio del 2015 -- se pronostica que la mínima en la ciudad del desierto rondará los 0 centígrados (32 Fahrenheit) cuando unas 340.000 personas atestarán la Strip y el área de Freemont, en el centro de Las Vegas, para las festividades.

El suburbio de Henderson reportó mínimas cantidades de nieve por la mañana y copos cayeron en el valle de Las Vegas, pro no parecía haber acumulación. Y una capa de aire seco estaba absorbiendo la mayoría de la precipitación antes de que llegue a tierra en Las vegas, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

Los turistas que se paseaban por la Strip el martes se tomaron filosóficamente la ola fría, especialmente aquellos provenientes del centro y el noroeste del país.

"Pienso que nos trajimos la nieve de Ohio", dijo Lisa Richey, de 38 años, que junto con su hermana y una amiga estaban preparados para unas festividades heladas.

El brasileño Marcio Berri, de 26 años, caminaba con las manos en los bolsillos de su abrigo. "¿Quién esperaría nieve en Las Vegas?".

"Vamos a estar en la calle, no importa el frío que haga", dijo.

El viento representaba otro potencial problema. Pero parecía que Grucci no tendría que batallarlo, pues el servicio meteorológico espera que los vientos bajen para la noche a 10 mph (16 kph) como máximo.

Esas 10 mph son el límite para el espectáculo de Grucci. "El viento es nuestro némesis", dijo.