Cincuenta y tres muertos por tormenta en Filipinas

Una tormenta tropical que azotó el centro de Filipinas esta semana dejó al menos 53 muertos en aludes e inundaciones, dijeron funcionarios de desastres el miércoles.

Entre los muertos hubo 29 sepultados por avalanchas en las provincias de Samar y Leyte. Diez de las muertes ocurrieron en el pueblo Tanauan, que fue devastado el año pasado por el tifón Haiyan, que cobró más de 7.300 vidas, de acuerdo con la Defensa Civil.

La mayoría de las demás víctimas se ahogaron en inundaciones cuando llegó la tormenta el martes. Al me nos ocho personas estaban desaparecidas y más de 136.000 han escapado de sus comunidades inundadas a albergues de emergencia.

Meteorólogos dijeron que la tormenta Jangmi perdió fuera y era ahora una depresión tropical. Se espera que se disipe frente a la isla occidental de Palawan.

El vocero presidencial Herminio Coloma dijo que el presidente Benigno Aquino III ordenó la entrega de ayuda a las comunidades afectadas, muchas de las cuales aún se sienten los efectos del tifón del año pasado.

En total, más de 200.000 personas han sido afectadas por la tormenta en 14 provincias del centro y el sur del país.