Brasil ajusta a la baja PIB para 2014

El gobierno de Brasil informó el martes que el Producto Interno Bruto crecerá un 0,2%, menor a lo proyectado hace un mes por autoridades federales.

La nueva estimación fue anunciada por el ministro de Hacienda Guido Mantega en su última semana como titular. Resaltó que la sequía fue un factor que contribuyó a que la tasa de inflación subiera, además del retiro del estímulo monetario de los Estados Unidos que afectó a Brasil y otros países emergentes. En noviembre, el Ministerio de Planeamiento pronosticó un crecimiento del PIB de 0,5%.

"Más que en cualquier otro momento, la economía brasileña es sólida y, con los ajustes necesarios, preparada para acoplarse a un nuevo ciclo de crecimiento en los próximos años", dijo Mantega.

Los ajustes se refieren a un equilibrio fiscal que el gobierno quiere implementar en 2015 para cortar gastos públicos y atraer inversiones. Ya el lunes, el jefe de la Casa Civil de la presidenta Aloyzio Mercadante dijo que alterarán reglas para cortar unos 6.700 millones de dólares en abonos salariales y seguros de desempleo.

El gobierno cerrará el año con un déficit de más de 7.000 millones de dólares, según el Banco Central.

La mandataria Dilma Rousseff renovó a su equipo económico para su segundo mandato que inicia el jueves, en año nuevo. El nuevo ministro de Hacienda Joaquim Levy prometió reducirá la deuda pública y ajustar los gastos para lograr que Brasil ahorre más aunque solo se pronostique un crecimiento de menos de 1% para el próximo año.