Italia aborda un barco migrante en rumbo de colisión

Las autoridades italianas tomaron el control el martes de un carguero que llevaba a cientos de inmigrantes, después de que la tripulación desapareciera y programara un rumbo para que se estrellara contra la costa.

La alarma saltó el martes, después de que un pasajero emitiera una señal de socorro desde el Blue Sky M, de bandera Moldava, cuando estaba en aguas griegas. Las autoridades griegas despacharon una fragata y un helicóptero, pero el capitán dijo que la embarcación no tenía problemas y no necesitaba ayuda.

Después, el barco puso dirección a Italia. Cuando se acercaba a Santa Maria di Leuca, en el extremo sur del "tacón" de Italia, las autoridades portuarias italianas enviaron dos helicópteros como precaución y abordaron el barco con un equipo de seis guardacostas.

El equipo tomó el control de la embarcación tras determinar que no había ningún miembro de la tripulación a bordo, indicó el comodoro Filippo Marini, portavoz de la guardia costera. La operación "evitó un desastre", señaló, al suspender una ruta programada que habría estrellado el barco contra la costa.

El motor del carguero había sido bloqueado, y el personal italiano estaba tratando de desbloquearlo para llevar el barco a puerto con seguridad.

Decenas de miles de refugiados e inmigrantes, la mayoría huyendo de conflictos o de la pobreza en Oriente Medio, África y Asia, intentan llegar a la Unión Europea, la mayoría por mar hasta Italia o Grecia.

A menudo, los contrabandistas que organizan los viajes abandonan los barcos antes de que lleguen a la costa para evitar el arresto.

El domingo, un transbordador griego con más de 400 personas a bordo se incendió en la misma zona, dando lugar a una gran operación de rescate por guardacostas griegos e italianos y oficiales militares. Al menos 11 personas murieron en ese incidente, en tanto más de 400 fueron rescatadas. Las autoridades buscan a posibles desaparecidos del transbordador de la empresa Norman Atlantic.