ONU aprueba plan de revisión de deudas nacionales

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó un plan para desarrollar un nuevo marco legal para reestructurar las deudas nacionales, una medida que pretende evitar el tipo de acciones especulativas que llevaron a Argentina a una segunda mora.

El órgano mundial de 193 miembros emitió el lunes 119 votos a favor, 15 en contra y 35 abstenciones para aprobar una resolución que resume el plan, que fue propuesto por países en vías de desarrollo y que recibió el respaldo de Argentina.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón, Suiza y Canadá estuvieron entre las naciones que votaron en contra.

Bajo el plan, la Asamblea General creará un comité abierto a la participación de todos los países miembros en la negociación de un marco legal durante la sesión actual, que culmina en septiembre del próximo año. Invita a otros órganos de Naciones Unidas, instituciones financieras, al sector privado, académicos y otros para que contribuyan con los trabajos del comité.

La resolución adoptada el lunes implementará una propuesta aprobada el 9 de septiembre que solicita a la Asamblea General que desarrolle un nuevo marco legal para la reestructuración de deudas.

Argentina ha estado involucrada en una larga batalla legal con acreedores de Estados Unidos sobre bonos impagados tras la moratoria récord del país de 100.000 millones de dólares en 2001. Cayó en mora en julio por segunda ocasión en 13 años luego que un juez federal estadounidense falló a favor de los bonistas, a los que Argentina debe unos 1.500 millones de dólares, e insistió en que el país sudamericano debe saldar sus deudas por completo.

A raíz de este conflicto, Argentina fue declarada en default técnico en julio ya que el juez federal bloqueó el giro de fondos destinados a los tenedores de bonos que aceptaron las dos reestructuraciones de deuda, al entender que se debía saldar antes lo adeudado a los litigantes.

La embajadora argentina para Naciones Unidas, María Cristina Perceval, dijo ante la Asamblea General que la resolución adoptada el lunes no es por Argentina, sino por Argentina y otros países en vías de desarrollo y desarrollados que siguen sufriendo.

"Es para evitar que los llamados fondos buitre sigan operando", declaró Perceval. "Sólo están motivados por las ganancias, y lo que hacen sólo puede ser catalogado como injusto, anárquico e impredecible"

Cuando el anteproyecto de la resolución fue adoptado por el Comité Económico y Financiero de la Asamblea el 5 de diciembre, la representante estadounidense Terri Robl expresó su preocupación por que la resolución "establezca un mandato para un costoso proceso de Naciones Unidas para abordar asuntos que de antemano están siendo atendidos con otras instituciones internacionales" que incluyen al FMI y a la Asociación Internacional de Mercado de Capitales (ICMA).