Un puñado de vacantes por tapar en la NFL

Rex Ryan y John Idzik no siguen más con los Jets. Marc Trestman y Phil Emery tampoco continuarán con los Bears. Y Mike Smith fue despedido en Atlanta.

En lo que se refiere a cantidad de entrenadores y gerentes generales despedidos, este "Lunes Negro" en la NFL no fue tan brutal como en años previos, pero igual rodaron cabezas sin ningún tipo de piedad.

También se abrieron plazas de entrenador en San Francisco y Oakland.

¿Qué se puede esperar en la búsqueda de sustitutos?

JETS

El propietario Woody Johnson está en el candelero. En Nueva York, los Jets marchan un paso detrás de los Giants. La gestión de los dueños de sus rivales de ciudad goza de reconocimiento por su estabilidad y paciencia.

Dos años después de contratar a Idzik, Johnson le despidió en gran medida por las decepcionantes adquisiciones de talento durante el breve ciclo del gerente general. Las malas decisiones de Idzik en la agencia libre y el draft, con Ryan también involucrado, precipitaron que los Jets cerraran la temporada con una marca de 4-12 y quedaran fuera de los playoffs por cuarto año seguido.

La tarea inmediata de los Jets es encontrar un quarterback con garantías, considerando que cuentan con ciertas fichas talentosas en otras posiciones de su ataque. Deberán contratar a un entrenador o coordinador ofensivo con una trayectoria comprobada en moldear exitosos mariscales de campo. Y también un gerente general con la experiencia de saber lidiar con un dueño caprichoso.